Los derechos civiles en la góndola.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1545 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los derechos civiles en la góndola. (El experimento)

Introducción

Me propongo analizar los efectos subjetivos, producto de las relaciones de poder que se ponen en juego en las condiciones experimentales de la investigación narradas en el film “El experimento”. Se intenta señalar algunas claves de este fenómeno, no como un hecho particular aislado, sino como un acontecimiento que pone enjuego un entramado de discursos que están en la base de su ideación, desarrollo y desenlace.

Los efectos subjetivos del discurso científico y las relaciones de producción en la sociedad capitalista.

Las principales coordenadas del experimento nos pone de lleno en el sistema de producción y distribución de la riqueza de la sociedad capitalista, en el que la cooptación del sujeto por el mercadoy la lógica del tener lo confinan al consumo como única forma de realizar su existencia. Los sujetos se prestan a desempeñar roles asignados en este trabajo porque de una u otra forma necesitan el dinero, ese significante privilegiado que es el equivalente de todo lo que se pueda soñar. No hay nada que el dinero no pueda comprar.
Marx describe como plusvalía, la apropiación que el empleador haceen el consumo de la fuerza de trabajo. Al asignarle un valor como a una mercancía se encubren las relaciones de producción entre sujetos. El empleador goza de la fuerza de trabajo como de una cosa, una cosa que en el mismo acto de consumo genera un valor nuevo. Este valor queda adosado a los objetos y se le enfrenta al trabajador como algo extraño, algo que no surge como producto de su propiaacción. Este valor que aparece enigmáticamente es descrito por Marx como el fetichismo de la mercancía. Por la apropiación el sujeto se encuentra alienado en su trabajo, es decir fuera sí.
Las cosas aparecen teniendo vida propia, la inmanencia de sus cualidades de cambio reside en que, en la circulación de mercancías son sujetos los que se relacionan a partir de el intercambio de los trabajos. Loque la mercancía niega en su valor de fetiche es el intercambio con el otro, operación que hace posible el surgimiento del sujeto en cuanto tal a partir de una pérdida. El fetichismo funciona como un velo sobre el que se proyecta la ilusión de que es posible gozar de la cosa.
Considerando el contrato que suscriben los sujetos al momento de quedar seleccionados, la enajenación-alienación de sutrabajo tiene un redoblamiento, dado que ya no reside solamente en el consumo de la fuerza de trabajo medida en el tiempo de su duración, sino que además la enajenación alcanza a sus derechos civiles. El científico lo afirma en la sentencia de un saber elaborado que se pone en funcionamiento sobre esos cuerpos. Los sujetos quedan despojados de su condición cívica, son ablacionados de la sociedad.Tomados como cosas entre las cosas, como conejillos de india, quedan igualados en su ser a simples ratas de laboratorio. Este perfil grotesco de la animalización del hombre devendrá trágico al final de la película.
Todo comienza bajo la égida de un como-sí, chistes, el reconocimiento del lugar, los uniformes y elementos ornamentales de los guardias, el juego de básquetbol. La situación tiene lateatralidad de juego de roles. Pero en poco tiempo se desvanece la ficción y la celda comienza a ser real. Los uniformes, esposas y garrotes dejan de ser ornamentales y pasan a ser elementos de control y manipulación de los cuerpos. "Es un simulacro" afirma el 77 cuando empieza revelársele un sufrimiento que ya no es tan cómodo de soportar."Ese es tu error, pensar que esto es un simulacro" le respondeel 38.
Eidelsztein plantea que "el sujeto de la ciencia es sujeto dividido, aunque la ciencia como tal apunta a lo contrario de la barradura del sujeto". Podemos pensar que la ciencia está en función de un horizonte que apunta a un Otro completo, tiempo en el que sería posible que el significante recubra lo real. Si el otro está completo, no hay lugar para la singularidad del deseo del sujeto....
tracking img