Los empeños d euna casa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1800 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 25 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“LOS EMPEÑOS DE UNA CASA”
La comedia narra la historia de dos hermanos, don Pedro y doña Ana, ambos están enamorados: don Pedro, de Leonor, y doña Ana, de un desconocido por el que ha dejado de amar a don Juan.
“Leonor” es, sin duda, el personaje más atractivo de la obra. Leonor responde sin peros a la dama de la comedia. Es noble, pero pobre, y por lo tanto está capacitada para tener relacióncon otro noble como don Carlos -o incluso don Pedro-, si ella y ellos consienten, aunque el hecho de no disponer de dinero complica, si bien no imposibilita, una unión de esas características. Es además bellísima, "belleza sobrehumana" dirá doña Ana al conocerla, tanto que llegará a justificar la desdicha de la que Leonor se queja diciendo "si eres tan hermosa,/ no es mucho ser desdichada". Esdiscreta, es recatada y amante de sus padres, como debe serlo toda dama. Sin embargo, el personaje de Leonor llama sobre todo la atención por unos aspectos que sí la alejan del tópico: Leonor es una dama que se ha dedicado al estudio, es por lo tanto una dama sabia. Se comporta como se comportaría cualquier dama discreta, pero no necesariamente sabia.
Si el personaje de Leonor llama la atención esporque su historia, que explica en un largo monólogo en la primera jornada, parece haber sido utilizada por Sor Juana Inés como una especie de confesión personal. Sabemos ya que Leonor es noble pero pobre (hemos visto antes que los datos parecen demostrar que Juana de Asbaje nace en el seno de una familia importante, aunque sin que esa aparente nobleza fuera ayudada por la legitimidad yposiblemente tampoco por una hacienda considerable
Sigue el monólogo y Leonor se define a sí misma como hermosa y como discreta, y empieza a explicar a renglón seguido cómo se dedica a los estudios: "Inclinéme a los estudios/ desde mis primeros años/ con tan ardientes desvelos/ con tan ansiosos cuidados/ que reduje a tiempo breve/ fatigas de mucho espacio." No parece que podamos alejar esta afirmación dela explicación que en la ya citada "Respuesta..." nos da la propia autora cuando explica:
"Empecé a deprender gramática, en que creo no llegaron a veinte las lecciones que tomé; y era tan intenso mi cuidado, que siendo así que en las mujeres -y más en tan florida juventud- es tan apreciable el adorno natural del cabello, yo me cortaba de él cuatro o seis dedos, midiendo hasta donde llegaba antes,e imponiéndome ley de que si cuando volviese a crecer hasta allí no sabía tal o tal cosa que me había propuesto deprender en tanto que crecía, me lo había de volver a cortar en pena de la rudeza, (...) que no me parecía razón que estuviese vestida de cabellos cabeza que estaba tan desnuda de noticias que era más apetecible adorno".
Leonor, está claro, no nos explica en que consistían sus"ardientes desvelos" o sus "ansiosos cuidados", pero en todo caso Sor Juana Inés de la Cruz sabía a qué se refería.
Leonor se convierte en una dama convencional, en el mejor sentido de la expresión, es decir, que actúa de acuerdo con lo que se espera que haga una dama en esas condiciones.
Prueba de esa convencionalidad de la dama la hallamos incluso en su explicación (en el mismo monólogo al que venimoshaciendo referencia) del porqué de su amor hacia don Carlos. Leonor explica a doña Ana cómo entre su corte de admiradores ha hallado a uno de quien se ha enamorado perdidamente. Si nos fijamos en las cualidades que enumera y que han conseguido enamorarla, veremos que cita el talle hermoso, el garbo, el cuerpo gentil en espíritu gallardo, maduro a pesar de la edad, gentil desenfado, gustocortesano, recato amable, humilde en los afectos, tierno en los agasajos, fino en las persuasiones, apacible en el trato... Cualidades ciertamente nobles y que convierten a don Carlos, como veremos, en todo un caballero, pero solamente en eso. Queremos decir que para nada le pide a su amor nada que no sea exigible por cualquier dama, no sabia, a un caballero que quiera enamorarla. Ni una palabra sobre...
tracking img