Los medios de transporte y el turismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 33 (8028 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL TURISMO EN EUROPA, DE LA EDAD MODERNA AL SIGLO XX*
Marc Boyer
Université Lumière-Lyon II

1. La historia del turismo tiene sentido Esta expresión no quiere decir que en el turismo se encuentra el sentido de la historia. Hago mía la distinción del filósofo M. MerleauPonty: «L’Histoire a non pas un sens comme la rivière, mais du sens». Mi tesis propone un hilo de Ariadna en el laberinto delos pequeños hechos que parecen ser «historias de turistas» (J.-D. Urbain) y que se organizan en un movimiento dialéctico, a saber: las invenciones de distinción (de lugares y prácticas) son seguidas de la consagración por grupos socioculturales dominantes, para ser posteriormente imitadas por las capas sociales próximas, finalizando con la apropiación. Toda la sociedad no se vio implicada en estefenómeno, ya que en el siglo XIX fueron sólo los rentistas los que practicaron el turismo. Es más, en el año 2000 se constata que el turismo es una distracción que continúa teniendo un «non-public», tal como dicen los sociólogos. El turismo no siempre ha existido. Bajo el pretexto de delimitar una etno-historia de los viajes, no hay que mezclar las civilizaciones y las épocas. Las peregrinacionesson inmemoriales y tienen otro sentido. A través de los siglos, los peregrinos de Santiago o los de Lourdes han dado y dan los mismos pasos. El viaje fue hace tiempo una singularidad en las civilizaciones tradicionales. Desde la Antigüedad greco-romana los documentos, en especial los diarios de viaje, nos muestran hombres desplazándose sin ser obligados. Entre ellos eran muy raros los que semovían sólo por una mera curiosidad. Todas las civilizaciones indo-europeas

* Traducción del francés realizada por Carlos Larrinaga Rodríguez.
Historia Contemporánea 25, 2002, 13-31

14

Marc Boyer

tienen castas más o menos ociosas (nobleza y clero), pero no tienen tradición de movilidad por placer. Algunas instituciones elitistas como los parlamentos o las universidades tenían largasinterrupciones a las que se les llamaba «vacances» y que permitían a sus beneficiarios hacer fructificar sus rentas territoriales, supervisando precisamente la entrada de sus cosechas en sus casas de campo. Dicho esto, y atendiendo al origen y sentido del viaje del turista, hay que decir que éste es un viajero diferente a los otros. Littré dirá que el turista es aquél que viaja por curiosidad yociosidad. El fenómeno tiene su germen en la modernidad del siglo XVI , con la anticipación de Montaigne. El Tour, que comenzó en Inglaterra hacia 1700, es el ancestro epónimo. Para ser un «gentleman» los jóvenes aristócratas partían durante uno o dos años a recorrer toda Europa occidental, teniendo a Roma como destino último. El distinguirse era el móvil esencial del Tour, más que el valor pedagógicoatribuido a los viajes. Algunos espíritus originales, guardianes culturales, «gate-keepers», como R. Nash, Windham, Smolett, Sterne, etc. propusieron ya en el siglo XVIII prácticas de ociosidad, migraciones codificadas y lugares de excepción. Estos descubrimientos hechos por los británicos constituyen lo que yo propongo llamar la «Revolución turística», porque es contemporánea de otras grandesrevoluciones que se dieron también en Gran Bretaña. La difusión en el siglo XIX se hizo exclusivamente dentro del grupo social de los rentistas, quienes entonces en Europa podían representar del orden de la décima parte de la población. La palabra «turista» aparece en la época romántica. En primer lugar es un adjetivo. Califica al viajero inglés rico y curioso que con su guía visita lo que debe servisto («videnda» o «sight-seeing»). No se trata de descubrir, sino de reconocer los lugares señalados. La presencia en las estaciones calificadas «chic» (palabra que ya es utilizada desde el siglo XIX) confiere un estatus superior. Sus desplazamientos son menos una búsqueda del otro y más una huída de sí mismo, menos una curiosidad de la otra parte y más una respuesta al «spleen» (descargar bilis)....
tracking img