Magos vs pastores

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1124 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Magos vs Pastores

Llevaban las de ganar... Me refiero a los conocidos y misteriosos Magos de Oriente de los que habla Mateo en su Evangelio (Mt 2,1-12): ellos cautivaron la fantasía popular cristiana mucho antes y con más frecuencia que los humildes Pastores de Lucas (Lc 2,8-20). Ya en el Protoevangelio de Santiago, un precioso libro escrito en el siglo II, sólo los Magos acuden a rendirhomenaje al Niño en la cueva de Belén; y, en las catacumbas romanas, los Magos aparecen representados dos siglos antes que los Pastores, que no aparecen hasta el siglo IV (Catacumbas de los Santos Pedro y Marcelino) y van acompañando precisamente a los Magos.

Si se toma como indicador el interés por las reliquias, no hay discusión posible entre Magos y Pastores; de hecho, los cuerpos de los Magosviajaron mucho más tras su muerte de lo que lo habían hecho en vida, hasta el punto de que todavía en el siglo XX no habían dejado de viajar... Se nos cuenta que, el año 490, los restos de los Magos fueron llevados de Persia a Constantinopla (hoy Estambul) por el emperador Zenón. Las reliquias mágicas aparecieron más tarde en Milán (Italia) y desde allí fueron a Colonia (Alemania) en 1162, comoparte del botín obtenido por el emperador Federico Barbarroja, que había asolado Italia. Y, al parecer, los restos de los Magos no se echaron a perder en el viaje, pues el relato habla de sus cuerpos todavía incorruptos. Hoy, estas reliquias siguen en la Catedral de Colonia, en un arcón magníficamente esmaltado, aunque en 1903 el cardenal de Colonia devolvió a Milán parte de ellas como regalo.

Paralos primeros cristianos, y para nosotros, los Pastores eran gente muy popular; por eso su figura pasó siempre más desapercibida en la tradición. Sin embargo, el enriquecimiento que la imaginación devota ha aportado al escueto relato mateano de los Magos es un ejemplo notable de midrás cristiano. En la tradición judía, un midrás es la exposición popular e imaginativa de un episodio de la Escriturapara alimentar la fe y la piedad; y el término puede aplicarse perfectamente al modo en que los relatos de la infancia fueron interpretados y vivificados en el Cristianismo posterior.

El primer paso de este proceso midrásico cristiano fue elevarles a la categoría de Reyes, paso alentado por la cita implícita de Sal 72,10-11 («que los reyes de Tarsis y de las islas le paguen tributo; que losreyes de Saba y de Arabia le ofrezcan sus dones; que se postren ante él todos los reyes y que todos los pueblos le sirvan»; cf. Is 49,7; Sal 68,30).

Un segundo avance consistió en señalar su número: debido a la mención de tres regalos (Mt 2,11: oro, incienso y mirra), se fijó corrientemente (y ahora exclusivamente) el número de tres, pero aparecen también otros números: dos, en las Catacumbas dePedro y Marcelino (Roma); cuatro, en el fresco del siglo IV de la Catacumba de Santa Domitila (Roma); doce, en algunas listas sirias; quince, en la tradición armenia...

Y el tercer paso obligado era ponerles nombre. Según la tradición etiópica, (Libro de Adán: año 415), los Magos son Hor, rey de Persia; Basanater, rey de Saba; y Karsudán, rey de Oriente. La obra siríaca Cueva de los Tesoros(siglo VI) los llama Hormizdah, rey de Persia; Izgarad, rey de Saba; y Perozadh, rey de Arabia...

Más conocida por nosotros es la tradición occidental, que los llama Baltasar, Melchor y Gaspar. ‘Baltasar’ es una versión griega del nombre babilonio Bel-shar-usur («¡Oh, Señor: protege al rey!»: cf. Dn 5); ‘Melchor’ es la transcripción del nombre arameo Melech-or («el rey es mi luz»), un nombre muyusado en textos asirios y babilonios; ‘Gaspar’ es la versión latina de Gondophares, nombre persa («la gloria sea con él»). La primera referencia literaria a esta tradición occidental se halla en los Excerpta Latina Barbari (51b), traducción latina de una crónica griega del siglo VI, que habla de Bithisarea, Melchior y Gathaspa. En el mosaico de la Iglesia de San Apolinar Nuevo, en Rávena...
tracking img