Miguel hernandez

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1010 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL RAYO QUE NO CESA
Escrito durante el tiempo anterior a enero de 1936, miguel ha arribado a los brazos del amor. Es aquí donde entra la figura de josefina Manresa, su larga compañera y, a la sazón (y encima), su esposa. La relación entre ambos es, en esencia, de una castidad pueblerina y cerrada que contrasta mucho con la vida abierta que Hernández conquista y explora en la capital. Hay unsalto evidente entre ambos mundos y esto se traduce en ires y venires afectivos que en algún momento llegan a poner en peligro el noviazgo entre ambos.
El distanciamiento entre ellos se materializa en julio de 1935. Todo ello ha ido creando un tejido es su obra poética que toma forma en los sonetos de el rayo que no cesa, en los que términos como pena o muerte rodean al poeta de manera obsesiva yvienen de ser consecuencia de no tener acceso a la esencia vital que es, en resumen, el vientre femenino. Libro, pues, de amor no consumado. En este tiempo que rompe la relación con josefina, miguel se aproxima a otros afectos. María cegarra es la primera de las dos mujer que más debieron afectarle al margen de su novia oficial.
No sabemos cuál hubiera sido el destino amoroso de Hernández se lapoeta murciana no se hubiera mostrado esquiva o indiferente con él. En ese ambiente de erotismo desatado que destila la poesía hernandiana hubo precedentes y hechos que hacen pensar en una consumación real de sus deseos en brazos de alguna mujer que conoció en Madrid. Se ha hablado y escrito sobre su amistad con la pintora Maruja Mallo, no faltan testigos a la hora de confirmar que fue la primeramujer que cató el poeta.
En pleno alarde de sinceridad, miguel escribe a comienzos de 1936 a josefina, ya reanudando el noviazgo entre ellos. La reconciliación se produce y desde ese momento josefina será su novia y la única aspirante a compartir su vida, pero no hay que olvidar que cuando esto ocurre, el rayo que no cesa está concluido. Ahondando de nuevo el rayo que no cesa debemos insistir en unacuestión básica: que se trata del libro de una crisis que implica al hombre y al escritor en el sentido amoroso e ideológico, alejándose casi definitivamente de las disquisiciones religiosas que ocupaban sus cavilaciones.
El soneto es el poema principal de este libro, nuestro poeta está ya muy próximo al caudaloso versolibrismo que ha de beber en la poesía que incluye el rayo que no cesa y quese saltan la norma métrica del soneto: un carnívoro cuchillo, me llamo barro y principalmente, la elegía a Ramón Sijé.

VIENTO DEL PUEBLO Y EL HOMBRE ACECHA
En su dedicatoria a Vicente Aleixandre, al comienzo de su libro Viento del pueblo. Los poetas somos viento del pueblo. La solidaridad es ahora el gran lema de Miguel Hernández. Busca ahora una poesía más directa que recrea, en muchosmomentos, su carácter oral, de ahí el empleo abundante del romance, del octosílabo como metro más popular e inmediato, del metro corto, pero junto a estas formas, cultiva e intercala una poesía de procedencia más culta que se traduce en versos solemnes, ejemplos; las manos, canción del esposo soldado o hijo de la luz y de la sombra. Pero en lo que a contenido se refiere hay una clara diferencia entresu primer y su segundo libro de guerra. Viento del pueblo es más heterogéneo, no deja de ser una obra más externa, con menos introspección que su segunda.
Por lo contrario el hombre acecha delata a un hombre replegado hacia el intimísimo, marcado lentamente por una visión desalentadora de una realidad que se mide ya en miles de muertos, en heridos, en cárceles y en odio. Un intimismo que se irádepurando hasta desembocar en el cancionero y romancero de ausencias, ahora el vientre de la mujer no responde a ecos erótico-sensuales sino a gritos solidarios.

CANCIONERO Y ROMANCERO DE AUSENCIAS
Entre octubre de 1938 y septiembre de 1939, Miguel escribió una serie de poemas que dio pie a un libro postulo, presumiblemente inconcluso, titulado Cancionero y romancero de ausencias. Lo común en...
tracking img