Miguel hernandez

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (943 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
2º.- TRADICIÓN Y VANGUARDIA EN MIGUEL HERNÁNDEZ
Sería injusto hablar de la poesía española del siglo XX sin hacer mención aMiguel Hernández,sólo por el hecho de que, en esa manía clasificadora querecorre la crítica actual, a la que nos hemos referido, el poeta de Orihuela no tiene cabida en ninguno de los movimientos destacados. En efecto, no pertenece al 27, (Dámaso Alonso lo llamó «genialepígono» de la generación), ni tampoco puede entrar en ninguno de los movimientos generacionales posteriores a la Guerra Civil a causa de su temprana muerte (1942). Pero la figura de Miguel Hernándezes imprescindible en el panorama poético español de este siglo: su vida y su obra sirven de puente entre las dos etapas en las que tradicionalmente se ha dividido la literatura española del sigloXX, antes y después de 1936. Por una parte, porque muchos de sus rasgos poéticos no difieren de los que caracterizan a la poesía anterior a la Guerra Civil; por otra, porque durante años, también algúncrítico actual lo hace, se le ha incluido en lo que se conoce como Generación de 1936 (la de Luis Rosales, Luis Felipe Vivanco, Dionisio Ridruejo, etc.); y, finalmente, porque su poesía ha estadopresente en todas las promociones de poetas posteriores. En Miguel Hernández, como se sabe, no existe una formación verdaderamente poética, lo que no significa ausencia de base cultural en absoluto, yaque sus lecturas fueron numerosas y constantes. Al principio, tal vez, de una manera desordenada e incoherente; después, siguiendo un criterio que le acercaba demasiado a los clásicos y sobre todo alos poetas líricos del siglo XVI. Estas lecturas, así como sus primeros escritos, se van sedimentando en las tertulias a que hemos hecho referencia. Fue en enero de 1930 cuando vio impreso su primerpoema, Pastori l , en el periódico de Orihuela. En estos primeros escritos se nota la fidelidad a sus modelos que, por otra parte, no trata de disimular. La lectura de Góngora y los conocimientos...
tracking img