Mirar hacia adentro sin los ojos cerrados.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1054 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de octubre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
4.3 Permitirnos el hacer las preguntas. No importa si encontramos respuestas, que ellas van apareciendo en el camino, cuando menos las esperamos. Tal vez en eso consiste la “pasión por la vida”, tal vez en esa actitud persistente vayamos haciendo de ese pequeño mundo que nos rodea, un mundo mejor.

Qué tan oportuno sería comenzar este escrito mencionando ¿cómo es que estamos insertos en unasociedad en la que los problemas más profundos pasan a ser reemplazados por preocupaciones que le han dado valor a tantas cosas ostensiblemente banales y superfluas?
En realidad si sería oportuno hacerlo porque esta pregunta sería el resultado de la innegable facilidad que tenemos para mirar a los demás desde nuestros cánones de ética y moral, que aunque no sean lo más generales y homogéneos de estasociedad, de la cual sin lugar a dudas hacemos parte, nos hacen determinar sin un poquito de sensibilidad y juicio humano la condición en la que se desenvuelve la vida de los demás.
Los demás… esos que no somos nosotros pero de los que creemos podemos ir definiendo sin ni siquiera conocerlos en el silencio de sus pensamientos.
Ese silencio que es esquivo en medio de tanto ruido y vértigo porla velocidad con la que andamos, que aún sin digerirla nos la pasamos entera porque no hay modos más tranquilos y calmados de masticarla y así, elaboramos nuestros juicios para los otros, pretendiendo con prontitud y celeridad emitir opiniones en las que encasillamos, ubicamos y generalizamos a los que son simplemente humanos.
La pregunta de inicio que pretende ser profunda es igualmente banal yhasta absurda a lo que está contenido en ella, en tanto no existe la precisión, el detalle de todo lo que podrimos descubrir ante nuestra vista, pero que nos es imposible ver por el vendaje con el que vamos andando y del que nos duele desprendernos porque ya está como fundido a la piel de nuestros rostros.
Ese detalle, que finalmente conforma el gran conjunto de lo que somos en realidad yque también es el detalle que de tantos y de tantas es parte, y que sumado a otros detalles, dan como resultados tan variadas conductas, formas de ser y de actuar… son el resultado desde lo cual hacemos la lectura que los define.
Este proceso, es una pequeña forma de describir como obramos frente a quienes no somos nosotros, a quienes creemos diferentes, pero que nacen, viven y crecen en estemundo que al final y al cabo es el mismo para todos y todas.

Ahora en este punto del escrito es donde se pasa de lo profundamente banal y superfluo a lo sencillamente sencillo y sensato.
La pregunta oportuna para este punto es qué tanto conocemos al otro… a los demás. Y esta pregunta indefectiblemente nos llevará a realizarnos antes otra pregunta más sencilla, sensata y paradójicamente menoselaborada que la primera…qué tanto nos conocemos a nosotros mismos?

Una pregunta que tiene que pasar por encima de lo que creemos y/o de lo que nos han hecho creer de nosotros mismos, de lo que pensamos somos, incluso de nuestras poco probadas… propias definiciones. Una pregunta que tiene que pasar por el detalle y la precisión que solo se puede encontrar en el silencio de este agitado y vertiginosomomento en el que la humanidad se desenvuelve.
La calma y la tranquilidad, sin que sean subestimadas, deben ser entendidas a través de la lentitud, del ritmo pausado, de la escucha de la respiración y del sentir de los latidos del corazón. De encontrarse con lo que siempre fuimos y que somos todos… aire para respirar, alimento para vivir, cuerpo para sentir, sentimientos para experimentar,emociones para sufrir y tantos detalles más.
Sin embargo que ninguna de esas virtudes se conviertan en padecimientos cortos y eternos, como por ejemplo las veces que amamos lo queríamos amar con pasión, como echar a andar un barquito de papel sobre un canal lleno de agua. Agua sin importar si estaba turbia o sucia. Sufrir en el placer de ver andar el barco sin que se quedara estancado por la basura...
tracking img