Monografia residencias y abandono

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 29 (7146 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Monografía:

RESIDENCIAS Y ABANDONO EN LA TERCERA EDAD

UNIVERSIDAD ATLANTIDA ARGENTINA

UNIDAD ACADÉMICA: FACULTAD DE PSICOLOGÍA

CARRERA: PSICOLOGÍA

CÁTEDRA: TERCERAEDAD Y VEJEZ



Residencias y abandono en la tercera edad

Introducción

El presente trabajo trabajo tiene como objetivo la exposición y el desarrollo de los aspectos que se consideran fundamentales a la hora de abordar el tema de las residencias y abandono de las personas mayores, una cuestión que cabe aclarar en principio es laconceptualización del término residencia. Esta es según Pilar Rodríguez “un centro gerontológico abierto, de desarrollo personal y atención socio-sanitaria interprofesional en el que viven temporal o permanentemente personas mayores con algún grado de dependencia”. Definimos a una persona dependiente como aquella que durante un período prolongado de tiempo requiere de ayuda para realizar ciertas actividadescotidianas (vestirse, comer, asearse...).
La autonomía, es “la capacidad y/o derecho de una persona a elegir por si misma las reglas de su conducta, la orientación de sus actos y los riesgos que se encuentra dispuesta a asumir”. Autonomía es elegir y conducir la propia vida.
La pérdida de autonomía es la incapacidad (o la prohibición) de una persona a decidir sobre su vida.
La dependencia,entonces, se produce cuando una persona no efectúa sin ayuda (porque no puede o porque no quiere) las principales actividades de la vida diaria, que se consideran básicas.
La independencia se da cuando la persona realiza sin ayuda dichas actividades de la vida corriente.
Puede existir una situación en la que alguien goza de independencia y, sin embargo, carece de autonomía: la persona mayor noprecisa ayuda para las actividades básicas pero sus parientes deciden sobre su vida sin consultarle. Así mismo, puede ocurrir que la persona sea dependiente para alguna de las actividades, para las que precisa ayuda y, sin embargo, continuar siendo autónoma para decidir aspectos esenciales o accesorios que conciernen a su vida: ir o no a vivir a una residencia, ser escuchado y tenido en cuenta a lahora de definir programas de intervención o recursos de apoyo, elegir la ropa que ha de ponerse, decidir sus vacaciones, tener o no tener relaciones sexuales, etc.
En muchas ocasiones cuando las personas mayores presentan síntomas de dependencia y aun de pérdida de autonomía, no hacen sino proyectar, después de haberlas interiorizado, las imágenes que previamente les han sido imbuidas por el medioen forma de estereotipos que avalan un proceso de marginación y deterioro que no es debido a la edad avanzada.
Una vez definido nuestro objeto y objetivo, es pertinente la inclusión de lo que constituirían los ejes del presente desarrollo, partiendo del concepto clave de residencia, desde los motivos de ingreso a la misma, la adaptación al medio residencial, los cuidados que se efectúan a lapersona mayor, los posibles casos de abandono, violencia y todos los factores que son participes de tal cuestión.

Desarrollo

La mujer como cuidadora

Hacerse cargo de los cuidados ha sido tradicionalmente un rol femenino, se ha enseñado a las mujeres a anteponer sus propias necesidades a las de las demás.

Las esposas como cuidadoras

Esta etapa de la vida se convierte en un infiernocuando la pareja se convierte en un inválido o una persona que padece una enfermedad crónica grave. Las mujeres habitualmente no poseen preparación para oficiar como cuidadoras y prácticamente no tienen elección de proporcionar o no estos cuidados.

Las mujeres sienten que la separación rompería la promesa realizada al unirse al matrimonio. Tiene una pesada carga emocional y no tiene usualmente...
tracking img