Muñeca de porcelana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (366 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Muñeca de Porcelana
¿Muñeca de porcelana? Con una pasión artística que dominaba sus sentidos pudo despertar del sueño cautivo en que estaba atrapada sin lograr respiro.
Para el muñequero no fuefácil reconocer su creación hasta que se dio cuenta de su especial resplandor, de su sentir y de su amor; siendo que desde muy peque cuando con muñecas jugué al arte encontré un sentido muy colorido, alver en un espejo mi reflejo y al ver a mi maestro perplejo de semejante rostro tan perfecto. Todo empezó con el sonar de los pasos del muñequero, cuando me comenzó a dar cuerda y todo mi ser cobróvida de nuevo, y cuando me dan cuerda doy vueltas y vueltas… y más cuando la música suena, la vida se reanima con cada sonrisa causada por la alegría de aquella singular muñequita; El muñequero sinsaber que hacer, comenzó a danzar al son de sus bellos pies, al son de la dulce bailarina que dominaba su adrenalina, él sólo pensó en esa hermosa dama que le acompañaría el resto de su vida, volver abailar no fue nada sencillo pero con semejante esfuercito se recobró el pasito y volvió el son y el ritmo a este sitio. El muñequero se disgustó y como rival empezó a bailar, en varias ocasiones meprobó como si fuese contra su visión, pero en realidad lo que hizo fue mostrarme su amor en todo su fulgor y con toda la expresión de su corazón, bailo y bailo hasta que su cuerpo cansó tanto así quese despidió, sin saber que decir un beso me dio sin yo poder resistir, las marionetas sorprendidas se llenaron de envidia. Sin embargo la bailarina llena de alegría siguió el resto del día sinimportar lo que decían.
La bailarina se peinó y se maquilló, pero este hombre no regresó, el tiempo pasaba y pasaba y yo más me preocupaba, sin ton ni son el muñequero me abandonó y nunca jamás él volvió.La tristeza inundaba su ser el muñequero la había abandonado de nuevo, justo cuando la muñequita había cobrado vida pero sin nada poder hacer mejor me postre y nunca desperté.
Ana María Cruz...
tracking img