Naval jijón

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (854 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El último aliento de Naval Gijón
El histórico astillero cierra hoy sus puertas. En los últimos veinte años ha sido un icono de la lucha obrera y sindical

Ruth Arias, Gijón. Diario Público, 31de mayo

Naval Gijón echa el cierre. Y esta vez es el definitivo. A lo largo de sus últimos 20 años de historia nació como entidad mercantil en 1984 tras la fusión de otros dos astilleros ha estadoparado varias veces por falta de producción y ha vivido cierres patronales como consecuencia de las movilizaciones de sus trabajadores.

El fin de Naval no es consecuencia de esta crisis económica.Lleva agonizando desde la reconversión industrial de los años ochenta, cuando tuvieron lugar las protestas más contundentes. No ha habido un momento bueno desde entonces.

Tan continuos y sonadoshan sido los altercados que ha vivido esta compañía en los últimos años que, en parte, sirvió de inspiración a Fernando León de Aranoa para su laureada película Los lunes al sol. En ella se refleja ladura situación que han vivido los trabajadores despedidos en la reconversión industrial de Gijón.

Los lunes al sol
El astillero lleva años acumulando pérdidas millonarias. Sus dos empresariosiniciales, Duro Felguera y el Grupo Orejas, abandonaron el accionariado hace ya más de diez años y Pymar (Pequeños y Medianos Astilleros Sociedad de Reconversión) asu-mió su gestión.

Nunca se encontróun comprador y los contratos para construir barcos cada vez eran más escasos. Cuando se terminaba un pedido, el astillero cerraba y la plantilla se iba al paro. Su única opción parecía ser pasar losdías al sol, como los personajes de la película. Nunca sabían cuándo iban a volver a trabajar.

Los martes a la calle
Si por algo se ha caracterizado Naval ha sido por su beligerancia. Las barricadasde neumáticos ardiendo que cortaban el tráfico en las calles aledañas al astillero eran algo habitual. Los vecinos también tuvieron que acostumbrarse al sonido de las pelotas de goma de la Policía...
tracking img