Neo impresionistas invaden madrid

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1347 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Manifiesto Antropófago Oswald de AndradeRevista de Antropofagia, Año 1, No.1, mayo 1928.Sólo la Antropofagia nos une. Socialmente. Económicamente. Filosóficamente.Única ley del mundo. Expresión enmascarada de todos los individualismos, de todos los colectivismos. De todas las religiones. De todos los tratados de paz.Tupi, or not tupi, that is the question.Contra todas las catequesis. Y contra lamadre de los Gracos.Sólo me interesa lo que no es mío. Ley del hombre. Ley del antropófago.Estamos cansados de todos los maridos católicos sospechosos en situación dramática. Freud puso fin al enigma mujer y a otros temores de la sicología impresa.Lo que obstaculizaba la verdad era la ropa, el impermeable entre el mundo interior y el mundo exterior. La reacción en contra del hombre vestido. Elcine americano informará.Hijos del sol, madre de los vivientes. Encontrados y amados ferozmente, con toda la hipocresía de la nostalgia, por los inmigrantes, por los traficados y por los turistas. En el país de la cobra grande .Fue porque nunca tuvimos gramáticas, ni colecciones de viejos vegetales. Y nunca supimos lo que era urbano, suburbano, fronterizo y continental. Perezosos en el mapamundi delBrasil.Una conciencia participante, una rítmica religiosa.Contra todos los importadores de conciencia enlatada. La existencia palpable de la vida. Y la mentalidad prelógica para que la estudie el señor Lévy-Bruhl.Queremos la Revolución Caraiba. Más grande que la Revolución Francesa. La unificación de todas las revueltas eficaces en la dirección del hombre. Sin nosotros Europa no tendría siquierasu pobre declaración de los derechos del hombre.La edad de oro anunciada por la América. La edad de oro. Y todas las girls.Filiación. El contacto con el Brasil Caraiba. Ori Villegaignon print terre.(2) Montaigne. El hombre natural. Rousseau. De la Revolución Francesa al Romanticismo, a la Revolución Bolchevique, a la Revolución Surrealista y al bárbaro tecnificado de Keyserling.(3) Caminamos…Nuncafuimos catequizados. Vivimos a través de un derecho sonámbulo. Hicimos nacer a Cristo en Bahía. O en Belén del Pará.Pero nunca admitimos el nacimiento de la lógica entre nosotros.Contra el Padre Vieira. Autor de nuestro primer préstamo, para ganar su comisión.El rey analfabeto le había dicho: ponga eso en el papel pero sin mucha labia. El préstamo se hizo. Se gravó el azúcar brasilero. Vieira dejóel dinero en Portugal y nos trajo la labia.El espíritu se rehúsa a concebir el espíritu sin el cuerpo. El antropomorfismo. Necesidad de la vacuna antropófaga. Para el equilibrio contra las religiones del meridiano. Y las inquisiciones exteriores.Sólo podemos atender al mundo orecular.Teníamos la justicia codificación de la venganza. La ciencia codificación de la Magia. Antropofagia. Latransformación permanente del Tabú en tótem.Contra el mundo reversible y las ideas objetivadas. Cadaverizadas. El stop del pensamiento que es dinámico. El individuo víctima del sistema. Fuente de las injusticias clásicas. De las injusticias románticas. Y el olvido de las conquistas interiores.Rutas. Rutas. Rutas. Rutas. Rutas. Rutas. Rutas.El instinto Caraiba.Muerte y vida de las hipótesis. De laecuación yo parte del Cosmos al axioma Cosmos parte del yo. Subsistencia. Conocimiento. Antropofagia.Contra de las élites vegetales. En comunicación con el suelo.Nunca fuimos catequizados. Lo que hicimos fue Carnaval. El indio vestido como senador del Imperio. Fingiendo ser Pitt. O apareciendo en las óperas de Alencar lleno de buenos sentimientos portugueses.Ya teníamos el comunismo. Ya teníamos la lenguasurrealista. La edad de oro.Catiti Catiti Imara Natiá Notiá Imara IpejúLa magia y la vida. Teníamos la relación y la distribución de los bienes físicos, de los bienes morales, de los bienes merecidos. Y sabíamos transponer el misterio y la muerte con la ayuda de algunas formas gramaticales.Pregunté a un hombre lo que era el Derecho. Él me respondió que era la garantía del ejercicio de la...
tracking img