Niebla: la existencia en el absurdo. el curioso caso de augusto pérez

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2546 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
NIEBLA: LA EXISTENCIA EN EL ABSURDO. EL CURIOSO CASO DE AUGUSTO PÉREZ. (Insayo)

Soy de la idea de que cuando nacemos incursionamos en un proceso de desarrollo existencial, donde en una primera instancia nos encontramos salvaguardados por una especie de nebulosa mental que distorsiona los planos de una realidad tangible. Considero que nuestra visión durante tal etapa es caleidoscópica. Ante laimposibilidad de rememorar, imagino ese primer instante de existencia como si fuésemos espectadores de fractales y oyentes de estruendos ininteligibles, y que con el paso del tiempo comenzamos a reconocer patrones en los antes desfigurados rostros de quienes nos contemplan, y generamos afinidad ante el arrullo de una voz que nos resulta afable, hasta el momento que el pensamiento se vuelveracional, generando la disipación de la nebulosa y nuestra asimilación de concebir lo real como algo concreto.
Posteriormente, si somos desafortunados o necios y no acatamos al curso de una existencia lineal y recta, que por designio racional nos lleva a la sustentabilidad y al confort, y nos desviamos por los pintorescos recovecos de las artes y las humanidades, podemos caer en la más temibletrampa que ha sometido desde siempre al ser humano, cuestionarse el sentido de la vida. (Es aquí donde me reprocho no haber estudiado veterinaria o químico biólogo.) La angustia existencial es un motivo omnipresente en el quehacer artístico, no faltará el listo que proponga la duda como máxima del pensamiento filosófico, pero de qué manera hemos de manifestarla. He de suponer, que corresponde a laliteratura, dado su carácter retórico, ser el medio más eficaz para la divulgación de lo cognitivo, aunque si la literatura se asimila como ficción, qué sucede entonces con lo tangible.
Desde un juicio personal, me parece que el problema con el estudio de la literatura radica en querer otorgarle validez de realidad a un producto cuya materia prima no es otra cosa más que la ficción, pero porotra parte, existe el temor de que esa realidad concreta en la que podemos llegar a sentirnos seguros, sea un constructo imaginario de una maquiavélica existencia suprema… ¡Caray, demasiada metafísica!
Justificando tales razonamientos, apela a ésta disertación el interés que me ha despertado la nivola “Niebla” (1914) de Miguel de Unamuno, vaya conflicto generado por tan estructurada tomadurade pelo. Para iniciar éste análisis, partamos del concepto acuñado por el propio autor.
¿Qué es una nivola?
El término referido sale a relucir en el prólogo del texto, y le es atribuido a Víctor Goti, un personaje que mantiene una estrecha relación de paralelismo con el autor, al que suele considerársele como un doble ficticio del mismo. En el desarrollo del relato se le configura como unamigo entrañable del personaje principal Augusto Pérez. Es durante el transcurso de un diálogo entre ambos personajes, que Goti, postula el neologismo “nivola” que refiere a una innovación en los convencionalismos de la narrativa de la época. Manda al carajo cualquier intención de realismo en las obras, apostando por la erradicación del argumento y la explotación del diálogo.
Sin embargohabría que prestar suma atención al discurso de Víctor, a quién la crítica ha asignado el rol de co-autor de la obra, y pensar concienzudamente si es o no pertinente profundizar en un tópico que pudiese ser irrelevante.
“Hace algún tiempo que vengo siguiendo la lucha que Don Miguel ha entablado con la ingenuidad pública, y estoy verdaderamente asombrado de lo profunda y cándida que es ésta.” (M. deU. pág.8)
Las palabras que con las que Víctor Goti, refiere la postura del autor ante la recepción de su obra entre el escrutinio público, son un vestigio que deja entrever la farsa que entre los dos han montado (¿?), a mi manera de entender las cosas resulta evidente que aquello de la “nivola” no es más que el resultado de una acción de pantomima, un ¡fíjate, hombre, fíjate, que aquí hay...
tracking img