Orden jurídico, cultura de la legalidad y educación en méxico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5120 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Orden jurídico, cultura de la legalidad y educación en México

Autor: Antonio López Ugalde[1]

Orden jurídico y Estado de derecho en las democracias

El derecho y la ley son concomitantes a la civilización humana. La construcción de la noción de orden jurídico requirió, por el contrario, una mayor elaboración. En su acepción más simple este concepto alude a un conjunto de reglas o normas dederecho vinculadas entre sí a la manera de un sistema, es decir, condicionadas recíprocamente, de tal manera que la interpretación de las normas exige su valoración, no aislada, sino conjunta, conectiva y sistemática.

Orden jurídico no es un sinónimo de estado de derecho ni mucho menos de estado constitucional (y democrático) de derecho. Estos últimos conceptos son resultado de una evoluciónhistórica aún más elaborada, que permitió superar la visión premoderna del derecho, caracterizada no tanto por la ausencia de normas jurídicas sino por la confusión entre religión, moral y derecho, así como por el ejercicio concentrado, o bien “feudalizado”, de la producción de normas jurídicas por parte de instancias de poder teocráticas, absolutistas u oligárquicas, de suyo no democráticas, cuyalegitimación procedía de un modo u otro de fuentes metafísicas.

Fue necesario arribar a la modernidad para construir el concepto de estado de derecho, cuya nota esencial es que todos los poderes están sometidos a la ley, incluido el soberano y los beneficiarios de formas hereditarias de transmisión del poder, quienes en la premodernidad, en razón de su hidalguía o su ascendencia divina, estabansustraído a las leyes que regían a los súbditos. En ese sentido, estado de derecho significa la reivindicación de los derechos de todos y cada uno frente a dichos poderes, o dicho en otras palabras, la supremacía de la soberanía del pueblo sobre los gobernantes.

Cabe subrayar que en la etapa premoderna el derecho cumplió esencialmente una función conservadora o preservadora del statu quo. Losprogresos fundamentales en esa etapa en las coordenadas de la libertad, la igualdad y la dignidad respondieron esencialmente al propósito de someter a poderes salvajes de carácter privado[2], dotando a los ejecutores de la ley ―detentadores del poder político―, de instrumentos cada vez más agudos para impedir abusos o excesos de los más fuertes en contra los más débiles. Pero habría que esperar ala modernidad para que los progresos en el derecho incluyeran como propósito central el sometimiento de los poderes salvajes de carácter público en beneficio de círculos más amplios de seres humanos.

De hecho, el desarrollo del constitucionalismo y del derecho internacional de los derechos humanos entre la época ilustrada y el inicio del siglo XXI estuvo marcado por los esfuerzos para elsometimiento de los poderes formales a la ley. Es ahora que resurge la preocupación por someter poderes privados tanto de carácter local como supranacional, entre los que destacan el mercado, la delincuencia organizada, el terrorismo y la industria contaminante.

La construcción del modelo de estado de derecho requirió, a su vez, de los conceptos de democracia participativa y representativa,legitimidad y división de poderes. Para que la ley, en este nuevo modelo, fuera un referente válido, debía ser dictada por instancias conformadas por individuos que atendieran a los intereses generales del pueblo. Parecía que con estos elementos estaba garantizada la elaboración de “buenas leyes”, pues era impensable que los representantes legítimos del pueblo emitieran normas no para beneficio de éste,sino ajenas o contrarias a sus intereses. Sin embargo, la historia revela que el modelo seguía incompleto.

Diversos regímenes que cumplían con los requisitos de un estado de derecho, es decir, que contaban con instancias parlamentarias y representantes populares legitimados por medios democráticos formales y que emitían leyes de observancia general, se volvieron no sólo contra sus habitantes y...
tracking img