Osvaldo soriano, rastros biográficos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1020 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 9 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Osvaldo Soriano - Rastros biográficos, novelares, periodísticos

Osvaldo Soriano nace el 6 de enero de 1943 en la ciudad balnearia de Mar del Plata, al sur de Buenos Aires. A los veintiséis años abandona el hogar paterno y se vincula como redactor a Primera Plana, revista donde realiza sus primeros pasos por el mundo de la prensa. También fue redactor, junto a Juan Gelman, en “La Opinión”,dirigido por Jacobo Timerman a comienzos de los 70, periódico que marcó época por la orientación crítica de sus artículos, en un momento convulsionado de la vida política. Por entonces se preparaba, bajo la férula de un gobierno militar, el retorno del peronismo al poder, al cabo de 18 años de proscripción.

En 1973, en plena algarabía por el retorno a la democracia con el presidente peronistaHéctor J. Cámpora, publica su primera y, para muchos, mejor novela: Triste, solitario y final. Fresca y divertida parodia de los dramas nacionales a través de la historia rocambolesca de un periodista argentino - Osvaldo Soriano - en los Estados Unidos, donde en compañía de Marlowe, el detective arquetípico de Raymond Chandler, se propone el rescate de los olvidados, los marginados, en la figura de losya desaparecidos Laurel y Hardy, el “gordo y el flaco”. Para emprender tal redención justiciera, los héroes deben enfrentarse a los poderes conjugados de actores triunfadores: Charles Chaplin y, sobre todo, John Wayne, encarnación si la hay, de la arrogancia en el celuloide. A puñetazos, a tiros, al mejor estilo hollywoodiano, los protagonistas se baten por una razón aparentemente efímera, conocerpor qué Stan Laurel deja de conseguir papeles cinematográficos en los últimos años de su vida y se le condena al olvido, al fracaso. La novela conoce, en un medio donde los Stan Laurel y los elididos son millones, un inusitado caudal de lectores.

Con el golpe militar de marzo de 1976, Osvaldo Soriano - el autor - debe exiliarse. Al comienzo en Bélgica, indocumentado, pervive modestamente. Allíconoce a su esposa Catherine. Luego en Francia, donde traba amistad con Julio Cortázar - con quien edita la revista Sin censura - y se relaciona con la diáspora de intelectuales latinoamericanos exiliados. En “No habrá más penas ni olvido” (1978), aparecida primero en francés, en italiano y en polaco, resurgen los fantasmas del enfrentamiento armado entre peronistas de derecha y de izquierda. Unaguerra larvada, de oscuros entretelones, que signó el cruento pasaje del gobierno de Cámpora a Lastiri, de Lastiri a Perón y de éste, a Isabel Perón. Algunos consideraron esta transición como una fascistización del gobierno peronista y que prepara el golpe militar del general Videla, en el 76. La acción es cinematográfica, dominada por las imágenes; el lenguaje es el de la calle, y la trama -desarrollada en un pueblo imaginario de provincia: Colonia Vela - se transforma en verdadera épica de balaceras, retaliaciones y atentados dinamiteros. El humor negro y cruel de la guerra civil, con sus símbolos e imágenes, genera el primer intento en la literatura argentina por conjurar los demonios de aquel período del que nadie quería ni podía hablar (ignoro si ahora se puede). El fin de unailusión democrática, el aniquilamiento de las energías populares, la guerra entre bandos de civiles armados, unos y otros llamándose a sí mismos “peronistas”. Algo de caricatural sostiene esta obra. Fue llevada al cine por Héctor Olivera.

Así mismo Cuarteles de invierno (1980) fue puesta en película por Lautaro Murúa y refleja con particular mordacidad aquellos tiempos de absurdo y de locura a travésde una amistad viril - un leitmotiv de toda la obra de Soriano - entre un viejo cantor de tangos y un boxeador en decadencia. Ellos animan una efímera fiesta de pueblo organizada por las autoridades militares del lugar.

Con la caída del Proceso militar y el retorno al gobierno constitucional de Raúl Alfonsín en 1983, Soriano regresa a Argentina. Publica, ya rodeado por el éxito editorial,...
tracking img