Perfil biográfico de la beata ana de los ángeles monteagudo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 30 (7369 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 20 de diciembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Beata Ana de los Ángeles Monteagudo:
Una vida entre la historia y el mito

Intentar escribir sobre la vida de la Beata Ana de los Ángeles Monteagudo, pasa necesariamente por procurar separar la historia de los mitos.
Ficciones, tradiciones, apologías, leyendas se han levantado en torno a sor Ana de los Ángeles Monteagudo con el devenir de los siglos. Y es que la historia documental afrontaproblemas de ausencia de información. Como ocurre cotidianamente, la carencia de información permite el surgimiento de rumores, que estos tienen su equivalente, a la distancia de los siglos, en las tradiciones y los mitos.
Desde hace treinta años se intenta separar la paja del trigo que la tradición ha hecho crecer en torno a sor Ana de los Ángeles Monteagudo. Con los ojos del escéptico, coninformación fidedigna, se intenta encontrar la vida de una santa.
¿Quién eres Ana de los Ángeles Monteagudo? es la pregunta que desde esa fecha hasta ahora ronda la investigación.
Y es que algunas de tradiciones han generado graves errores que hacen perder la fidelidad de una vida santa, en un mar de dudas. Dudas generadas por ausencia de documentos, por la desidia en la investigación, o lo que espeor, dudas por “adornar” o añadir hechos, donde supuestamente hay vacíos, creyendo que con ellos hacen más importantes al personaje, propagando una falsedad.
Alteraciones históricas como añadir al apellido del padre el lugar de su procedencia como su segundo apellido (de la Jara) o, el de dar a la Beata un apellido materno que no le corresponde: “Ponce de León” empañan la verdad a extremos que lasuma de errores añadidos crean una falacia. Falsifican una vida.
Lamentablemente, la ausencia de crítica histórica o de no diferenciar los hechos comprobados de las tradiciones, ha permitido que estos errores incluso sean difundidos en publicaciones a las que la Iglesia ha dado el Imprimatur tras el respectivo Nihil obstat[1], por no haber nada que afecte a temas de fe o moral. Lastimosamenteestos yerros históricos, que desdibujan la verdad, ahora son también difundidos a nivel mundial en Internet a través de distintas páginas web.[2]
Al parecer los deslices se remontan al manuscrito del P. Alonso de Cabrera y Sosa, O.S.A.,[3] repetido por Fray Domingo Vargas, O.P.[4] y el P. Ambrosio Morales O.P.[5]
Desmitificar la vida de nuestra Beata para asumir plenamente el ejemplo de su vida,para verla a esta con la nitidez prístina de la santidad que irradia, es algo congruente con nuestro entender y sentir el Evangelio.
Este es el primer trabajo, para una publicación académica, en el que con certeza podemos aportar importantes datos sobre la filiación de la Beata sor Ana de los Ángeles Monteagudo y también, abrir nuevas interrogantes en aras de conocerla mejor.
El padre de nuestraBeata fue un español nacido en Villanueva de la Xara, llamado Sebastián de Monteagudo. Fue hijo legítimo del Licenciado Pero García de Monteagudo y de Ana de Hernández.[6] Se afirma que tenía parentesco con Santo Tomás de Villanueva quien murió el 8 de septiembre de 1555, fue beatificado en 1618 y canonizado por el papa Alejandro VII el 1658.
La madre de sor Ana de los Ángeles fue una mestizaarequipeña, quien generalmente se identificaba como Francisca de León y que, en algunos documentos, figuró como Francisca Ruiz de León[7]. Fue hija del ex Corregidor de Arequipa Juan Ruiz de León, natural de la Villa de Santa Cruz de Mudela, Maestrazgo de Calatrava en los reinos de España[8] y de Ana Palla,[9] indígena, de la nobleza inca.
Sebastián de Monteagudo y Francisca Ruiz de León contrajeronmatrimonio antes del dos de diciembre de 1586[10], cuando Sebastián firmó la respectiva carta de dote y arras, cuyos montos le fueron entregados por Francisco Ruiz de León, tío, tutor y curador de Francisca.[11]
El hogar de Sebastián de Monteagudo y Francisca de León tuvo como casas principales las que fueron de Juan Ruiz de León. Los esposos Monteagudo-León las compraron en 1500 pesos, dinero...
tracking img