Planeacon

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4226 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Tomado de: DÀVILA L, Carlos. Teorías organizacionales y administración. Segunda edición. Taylorismo y Fayolismo en Colombia. Ediciones Mc Graw Hill, 2001. PP 119-128

TAYLORISMO Y FAYOLISMO EN COLOMBIA[1]

Sobre la difusión del pensamiento de Taylor y de Fayol enColombia había una ignorancia casi total hasta hace 15 años cuando el sociólogo Alberto Mayor publicó su libro sobre la influencia de la Escuela Nacional de Minas en la “vida, costumbres e industrialización regionales” (véase Mayor, 1984). El trabajo de Mayor, sustentado en una minuciosa búsqueda bibliográfica y en entrevistas, es referencia obligada sobre la historia empresarial colombiana. Luego desintetizar algunos de sus hallazgos sobre la difusión del taylorismo y el fayolismo que van hasta 1960, añadiremos informaciones fragmentarias sobre el periodo posterior que están aún por estudiarse.

En 1911 en la Escuela Nacional de Minas de Medellín, como parte de una reforma, el ingeniero civil Alejandro López introdujo la cátedra de economía industrial, que reorientó de “modo absolutamenteoriginal y propio (la economía industrial) hacia la administración científica” (Mayor, 1984: nota No. 76, pág. 81). Las lecciones comenzaron en 1912, justamente el año en que Taylor publicó su principal obra que había estado precedida por otras dos (véase el capítulo 3). La economía industrial que enseñó Alejandro López tendría una influencia decisiva en la Escuela y marcaría a sus egresados, quefueron empresarios muy destacados, principalmente en Antioquia, y también en otras regiones del país.

¿Cuál fue la originalidad de López? Haber complementado las ideas de la “administración científica” taylorista que en ese momento eran una novedad en los Estados Unidos, con “... la orientación francesa que enfatizaba más los aspectos sicológicos y sociológicos del trabajo...” (Mayor, 1984:63). Estos últimos, lo decía López, constituían la “economía social”. En sus lecciones se “esbozan los rasgos principales del hombre de negocios capitalista” (técnica racional: no un asunto meramente técnico sino también económico) (pág. 66); se insistía en las cualidades morales del individuo, que veía como “... el caudal más valioso de un individuo, y deciden de su suerte, aún más que losconocimientos científicos...” (pág. 69, citado por Mayor); lo cual se complementaba con las obras clásicas de la “administración científica” [Taylor, Emerson, Gantt; pero también con la obra de Fayol (pág. 70)}. En este sentido, Alejandro López resultó haciendo en Medellín con especial oportunidad, la fusión de las ideas tayloristas y fayolistas. Se anticipaba 25 años a los norteamericanos Mooney y Rileyque llevaron las del ingeniero francés a Estados Unidos a fines de la década de los treinta. Alejandro López enseñó en la Escuela de Minas hasta 1920, cuando viajó a Inglaterra; lo sucedió en la cátedra Mariano Ospina Pérez durante casi toda la década de los veinte. La cátedra sufrió modificaciones que Mayor reseña (págs. 70-71) y estuvo en el pénsum hasta 1957.

Hasta mediados de los añoscincuenta la “administración científica” enseñada en la forma que veíamos, a través de la cátedra de economía industrial, se difundió en Antioquia y el resto del país mediante los ingenieros de la Escuela de Minas. Según Mayor (1984: 447) se publicaron “numerosísimos” artículos divulgativos, traducciones, notas de clase, informes de aplicaciones prácticas, notas de viajes al exterior o compilaciones delibros...” en una variedad de medios escritos que iban desde revistas de gremios económicos hasta publicaciones gubernamentales.

Las bondades de la “administración científica” se promovieron para diversas actividades: hacia 1915 se sugería su aplicación en la administración de los municipios y departamentos (pág. 453); en 1928 publicó Alejandro López un libro sobre el “Trabajo” y en la década...
tracking img