Presocraticos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 36 (8943 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Bello es lo que uno ama
Aunque en esta competición olímpica sobre la belleza, me siento más como un espectador que como un atleta, voy a atreverme a expresar mis ligeras ideas sobre el concepto y el sentimiento acerca de la belleza que nos dejaron algunos poetas y filósofos griegos, entre los que destacan Platón y Plotino. Platón, en su diálogo juvenil Hipias mayor, convierte a Sócrates endiscípulo del más enciclopedista de los sofistas, Hipias. Sócrates, como suele suceder en muchos diálogos platónicos, inventa una historia sobre la situación ridícula en que se vio al censurar algunas cosas feas y alabar otras bellas, ante lo cual su asombrado interlocutor le preguntó si sabía qué era lo bello1. Este habitual recurso socrático por el que reconoce su ignorancia, le lleva a pedir a Hipiasque le explique qué es lo bello, pues para un sabio como el gran sofista, dice con ironía Sócrates, eso debe ser algo sencillo y de escasa importancia. Hipias accede a definir la belleza, pero será Sócrates, con sus objeciones, quien termine por dejar en la perplejidad a quien se considera sabio en ésta y otras cuestiones. Hipias, al no distinguir algo bello de lo bello en sí, afirma que bello esuna bella muchacha, pero también lo es una vasija bella, una hermosa yegua o una preciosa lira. Sin embargo, observa Sócrates, no todas estas cosas que son bellas participan de la belleza en el mismo grado, pues, según dijo Heráclito, al que Sócrates cita, “el más bello de los monos es feo en comparación con la especie de los hombres”2, y añadió además que “el más sabio de los hombres en relacióncon Dios parece un mono tanto en sabiduría como en belleza y todo lo demás”3. Por eso, podemos decir que ninguna lira es tan bella como una muchacha, ni la más hermosa doncella es tan bella como una diosa. Luego muchas de las cosas bellas son también feas si se las compara con otras más bellas. Y, argumenta Sócrates, no es posible que lo bello y lo feo se hallen al mismo tiempo en una cosa bella.Para responder a esta objeción y mostrar algo que hace bello a todo lo que con ello se adorna, Hipias sugiere que podríamos contestar a quien pregunte por lo bello es sí que lo bello es el oro, pues hace aparecer bello incluso lo que parece más feo. Pero entonces nuestro interlocutor, como Sócrates, nos diría “tú, gran ciego, ¿crees que Fidias es un mal artista?... ¿desconocía Fidias esta especiede lo bello de que tú hablas?.. Pues no hizo de oro los ojos de Atenea ni el resto del rostro, ni tampoco los pies ni las manos, si realmente tenían que parecer muy bellos al ser de oro, sino que los hizo de marfil. Es evidente que cometió este error por ignorancia, al desconocer, en efecto, que es el oro lo que hace bellas todas las cosas a las que se añade”4. A lo que habría sin duda queresponder que también el marfil hace bellas las cosas, como el oro
1 2

Platón, Hipias mayor, 286 c – e. Heráclito, DK 22B 82. 3 Heráclito, DK 22 B 83. 4 Platón, Hipias Mayor, 290 a – b.

1

o el mármol, cuando son adecuados para representar a una diosa o a una bella muchacha. Y, con ello, tal vez habríamos querido decir que lo bello reside en la adecuación de la materia y la forma de la estatuao de la cualquier cosa bella. O tal vez lo bello es lo útil, lo provechoso, o la inteligencia misma capaz de convertir las cosas en algo bello, útil o provechoso. Quizá podríamos definir lo bello como la causa del bien, con lo que distinguiríamos lo bello de lo bueno. Pero ni Sócrates ni Hipias se muestran dispuestos a semejante distinción tan contraria a la vinculación de bien y belleza que losgriegos siempre mantuvieron. La búsqueda llega casi a un callejón sin salida y entonces Sócrates parece vislumbrar repentinamente una solución. Así le dice a Hipias: “Sóc. - Creo que acabo de encontrar una salida. Mira a ver. Si decimos que es bello lo que nos produce satisfacción, no todos los placeres, sino los producidos por el oído y la vista, ¿cómo saldríamos adelante? Los seres humanos...
tracking img