Publico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (452 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
ubo un tiempo demasiado lejano -o no
tan lejano- en que un grupo de jóvenes psiquiatras,
los que militábamos en la llamada
corriente antipsiquiátrica, reivindicábamos
de un modo un tantoprovocador el uso de
la noción y la palabra locura. Una palabra
de amplio uso popular, ambigua y de múltiples
acepciones, que se aplicaba sin ningún
rigor, pero con la mayor naturalidad.
Definir lalocura era casi imposible, pero
tampoco era necesario, porque no se trataba
de un concepto científico-técnico sobre
el que únicamente el “sabio” especialista
podría pontificar. Era una concepciónenteramente
popular, que todo el mundo conocía,
entendía y podía oponerse, precisamente
por su ambigüedad y fácil revocabilidad.
Ciertamente, llamar loco a alguien
porque incordiaba a los demás,podía
resultarle fastidioso o denigratorio, pero
nunca le significaba un calificativo definitorio
y mucho menos definitivo, justamente
por no estar avalado por un diagnóstico
psiquiátrico. Encambio, diagnosticarle de
demente, de esquizofrénico, de psicópata o
simplemente de histérico le suponía casi
automáticamente un estigma social negativo
y el correspondiente tratamiento correctivo.
Con el diagnóstico psiquiátrico, el loco
reconvertido en enfermo mental y sometido
a tratamiento, incluso en contra de su
voluntad. Porque la psiquiatría de entonces
era omnipotente frente alloco o enfermo
mental, cuyo discurso negaba por incoherente
y cuya palabra solo servía para
verificar un diagnóstico. Le era muy fácil
diagnosticarle, tratarle y curarle, lo que a
menudo suponíacorregir su conducta, reeducarlo
y domesticarlo. Lo curioso era que
muchos enfermos curados de este modo,
debían pasar larguísimos años en el manicomio.
Entonces se decía que los enfermosmentales eran incurables, o que podían
recaer si eran dados de alta... Y sin embargo,
la psiquiatría creía tener suficientes
“armas terapéuticas” para curar a los
locos, aunque para ello tuviera que...
tracking img