Reflexión

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (268 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿Está satisfecho con su vida?

Alguna vez fue usted a su cocina tratando de encontrar algo que satisficiera su vaga sensación de vacío o descontento? Noestaba buscando algo específico, pero sabía que quería satisfacer un anhelo.
Lo que eligió probablemente no surtió efecto, porque el vacío no estaba en suestómago sino en su alma. Ya sea que se trate de comida, profesión, posesiones o relaciones, nuestra alma está tratando siempre de encontrar satisfacción. Pero nada eneste mundo, llenará ese vacío.
Puesto que fuimos creados para relacionarnos con Dios, el Señor puso en lo profundo de nosotros un anhelo por Él. Aunque no lareconozcamos como tal, todos conocemos la sensación de insatisfacción que a veces penetra nuestras almas. Siempre que tratamos de encontrar satisfacción consustitutos mundanos, lo que viene después es la frustración y el desencanto.
Hay dos menús posibles de los que podemos elegir para llenar nuestras almas vacías.El menú de Satanás es amplio y lleno de cosas tentadoras que parecen prometer placer y satisfacción. Entre éstas pueden estar las relaciones interpersonales, lanotoriedad, la aceptación, las riquezas o el reconocimiento. A diferencia, el menú de Dios es muy pequeño. De hecho, sólo tiene un “plato”: Jesús. Él es elúnico que puede llenar el vacío.
¿Tras qué cosas anda usted en la vida? ¿Ha encontrado la satisfacción que busca, o hay siempre una vaga sensación de descontentoen su alma? Si le da a Jesús un lugar más grande en su vida, y pasa tiempo relajado y concentrado en Él, el Señor le satisfará como nada más puede hacerlo.
tracking img