Replica de un debate

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1176 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
PROGRAMMA1

Réplica (Cierre del debate)

Eugenio Raúl Zaffaroni Quisiera eludir una respuesta a la respuesta motivada en la respuesta. No quiero hacer uso de un derecho de “contracontra-réplica”, sino que, aunque peque de inmodesto por la parte que me toca, creo que este “ping-pong” valió la pena, porque fue sincero y abierto, buscando coincidencias y diferencias. Lo importante es precisarlas diferencias para que en el futuro, en trabajos de otro carácter, ninguno de ambos se dedique a demoler lo que el otro no piensa. Me parece que allí está la riqueza del cambio de opiniones y, en este sentido, es productivo. Si no me equivoco, creo que llegamos a esclarecer una coincidencia general en cuanto a objetivos y también, salvo cuestiones secundarias, en soluciones prácticas. Lasdiferencias permanecen en el nivel teórico y, en éste, estimo que hay una diferencia medular (las restantes serían tributarias): Nino prefiere conceptuar como “pena” a una coacción estatal mucho mayor, porque cree que así puede limitarla mejor; yo sigo el camino contrario: creo que es necesario distinguirlas cada día más nítidamente, para controlar mejor a ambas. La “evidencia” de la efectividad de laprevención general que sostiene Nino se deriva de lo anterior y mi “evidencia” de lo
Zaffaroni E. R. Réplica (cierre del debate)

Pág. 69

PROGRAMMA1

contrario también. Nunca dudé de la prevención de la coacción jurídica en general: al punto de que pago el teléfono puntualmente para que no me lo retiren, pago mis deudas para que no me embarguen, el alquiler para que no me desalojen, etc. Loque me resisto a creer y nadie me ha probado, es que todos los padres del país pueden estar tranquilos en cuanto a que sus hijos no les matarán porque el parricidio está penado en el artículo 80 del Código Penal. Creo, por cierto, que tienen razón en estar tranquilos, al menos la inmensa mayoría de ellos, pero por otras razones mucho más profundas y efectivas, que no es del caso analizar aquí.Tampoco niego que algunas penas puedan tener efecto disuasorio respecto de algunas personas y en algunas circunstancias. Pero esto es un efecto eventual del poder punitivo y en modo alguno se puede generalizar dogmáticamente. Pero por introspección podría pensar también que ese efecto eventual tiene más posibilidades de producirse cuando menos grave es el injusto: es más probable que la amenaza penalme disuada de llevarme las perchas de los hoteles que de abstenerme de matar a mi padre o a mi madre, sin perjuicio de que esto tampoco implica que esa disuasión no pueda obtenerse con mayor frecuencia por otro medio de solución del conflicto. (Además, dicho sea de paso, el reconocimiento del diferente grado de

Zaffaroni E. R. Réplica (cierre del debate)

vulnerabilidad -la selectividad- yla generalización del efecto preventivo general son incompatibles). No es posible tomar un dato eventual y generalizarlo. Claro que menos admisible aún es algo que Nino no hace, pero

Pág. 70

PROGRAMMA1

que hoy es tan frecuente como irresponsable: tomar todos los datos eventuales y generalizarlos en conjunto, asignando a la pena, simultáneamente, funciones preventivas generales yespeciales, positivas y negativas y, de paso, también alguna legitimación de las llamadas “absolutas”. De allí resulta un discurso repugnante, o sea, un derecho penal de autor y de acto, de culpabilidad y de peligrosidad, espiritualista y materialista, personalista y transpersonalista, o sea, cualquier cosa que en una nebulosa sirve para legitimar cualquier extensión del poder estatal. Volviendo a lacuestión que plantea Nino, por mi parte creo que es indispensable aceptar que la pena es pena, que la coacción directa es coacción directa y que la sanción reparadora es sanción reparadora, y todo esto antes de que la ley lo decida, porque no son más que formas sociales de solución de conflictos, que la ley puede elegir. Cuando la ley pretende imponer penas con el pretexto de que es coacción directa,...
tracking img