Resumen de libro conduccion del niño

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3548 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
I-EL HOGAR, LA PRIMERA ESCUELA
En el hogar es donde ha de empezar la educación del niño. Allí está su primera escuela. Allí, con sus padres como maestros, debe aprender las lecciones que han de guiarlo a través de la vida: lecciones de respeto, obediencia, reverencia, dominio propio.Sobre los padres recae la obligación de dar instrucción física, mental y espiritual. No les permitáis manifestarsu enojo. La educación que se imparte en el hogar no debe considerarse como un asunto de importancia secundaria Ocupa el primer lugar en toda verdadera educación. Los padres y las madres han recibido la responsabilidad de moldear las mentes de sus hijos. La educación del hogar significa mucho. Es una cuestión de vasto alcance. El hogar y la escuela eran uno. La obra de los padres precede a la delmaestro. Tienen una escuela en el hogar: el primer grado; El hogar puede ser una escuela donde el carácter de los niños se modele a la semejanza de un palacio (Manuscrito 136, 1898). Pero los padres y las madres deben comprender su responsabilidad ya que, el mundo está lleno de trampas para los jóvenes. Muchísimos son atraídos por una vida de placeres egoístas y sensuales. La educación de los niñosconstituye una parte importante del plan de Dios para demostrar el poder del cristianismo, así que, los padres deben considerar a sus hijos como un legado de Dios para ser educados para la familia celestial. Educadlos en el temor y amor de Dios, porque "el temor de Dios es el principio de la El desarrollo gradual de la planta a partir de la semilla, es una lección objetiva para la educación delniño. "Primero hierba, luego espiga, luego grano lleno en la espiga" (Mar. 4: 28). El que dio esta parábola, creó la semillita, le dio sus propiedades vitales, y dictó las leyes que rigen su crecimiento. 
II-LOS METODOS Y LOS TEXTOS
La obra de los padres rara vez se realiza como se debiera. No basta que digáis: haz esto, o haz aquello, y luego os desentendáis y olvidéis de lo que habéisrequerido, y los niños queden en libertad de no cumplir vuestras órdenes. Necesita aprender los métodos correctos y adquirir tacto para la educación de sus pequeños, para que permanezcan en el camino del Señor. Desde los más remotos tiempos, los fieles de Israel prestaron mucha atención al asunto de la educación. El Señor había indicado que a los niños, aun desde sus primeros días, se les instruyera acercade su bondad y grandeza, especialmente como se revelaba en su ley y en la historia de Israel. Mediante el canto, la oración y las lecciones de las Escrituras, las madres tenían que enseñar a sus hijos que la ley de Dios es una expresión de su carácter y que a medida que recibiesen en el corazón los principios de esa ley, la imagen de Dios se delinearía en la mente y en el alma. En la escuela y enel hogar, gran parte de la enseñanza era oral, pero los jóvenes aprendían también a leer los escritos hebreos, y los rollos de pergamino de las Escrituras del Antiguo Testamento se abrían a su estudio (La Educación Cristiana, pág. 386). Los que instruyen a los niños deberían evitar observaciones tediosas. Las observaciones cortas y al punto tendrán una feliz influencia. Muy temprano debeenseñarse al niño a ser útil. Tan pronto como su fuerza y su poder de razonar hayan adquirido cierto desarrollo, debe dársele algo que hacer en casa. Hay que animarle a tratar de ayudar a su padre y a su madre; a tener abnegación y dominio propio; a anteponer la felicidad ajena y los intereses del prójimo a los suyos propios, a alentar y ayudar a sus hermanos y a sus compañeros de juegos y a ser bondadosocon los ancianos, los enfermos y los infortunados. La Biblia debería ser el primer libro de texto del niño. De este Libro, los padres han de dar sabias instrucciones. La Palabra de Dios ha de constituir la regla de la vida. De ella los niños han de aprender que Dios es su Padre; y de las hermosas lecciones de su Palabra han de adquirir un conocimiento de su carácter. Por la inculcación de sus...
tracking img