Resumen

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1433 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
COMENTARIO AL DISCURSO DEL MÉTODO DE RENÉ DESCARTES
La plenitud mental, nuevos alcances de la ciencia y una autobiografía espiritual son características del Discurso del Método de René Descartes.
Descartes afirma: «Yo soy un ser que piensa, siente, quiere, ama y odia, la vida nos ha sido dada por un Dios para vivirla con entereza y plenitud.»
Descartes se abocó en la teoría de la demostración,pero, trataba además de encontrar en su espíritu sus propias convicciones: en el yo. El método que él sugería era basado en la lógica, análisis geométrico y el algebra, buscaba reglas fijas para descubrir verdades. Consideraba un problema ya resuelto poniendo nombre a líneas necesarias tanto conocidas como desconocidas y la dependencia entre ambas. Los elementos simples de este problema son lasideas claras y distintas (naturalezas simples conocidas por intuición; concatenadas las intuiciones surge la deducción).
La teoría cartesiana consta de: evidencia clara y distinta.
Para Descartes la duda es el procedimiento dialéctico de la investigación, partiendo de la racionalidad o cognoscibilidad de lo real, y su presupuesto es: “todo lo que piensa existe, yo pienso, luego yo existo”. “Laexistencia es una perfección, Dios tiene todas las perfecciones; luego Dios tiene la existencia”.
Descartes plasma en su método dialéctico que sus antiguas opiniones, construcciones y verdades van a ser derribadas para dar paso a nuevas opiniones, construcciones y verdades, que serán sustituidas para reformar sus propios pensamientos y edificarlos.
El fin que persigue lo antes mencionado es nopermanecer extraviado en esta vida a causa de principios que se me han dado o que he recibido, buscar por tanto el verdadero método para llegar al conocimiento de todas las cosas de que el espíritu fuera capaz.
Y para alcanzar dicho fin, Descartes pone de manifiesto las siguientes cuatro reglas:
1° Evitar la precipitación y la prevención en admitir como verdadera cosa alguna que no sepresente a mi espíritu tan clara y distintamente.
2° Dividir el problema en partes para su mejor solución.
3° Conducirme por objetos simples y fáciles hasta objetos compuestos en forma gradual.
4° Hacer revisiones generales para no omitir nada.
Para lo anterior hay que guardar el orden necesario para deducir una de otras.
Descartes considera que sus pensamiento anteriores están asentados enrazones falsas, sin embargo, los únicos que han podido encontrar algunas demostraciones son los matemáticos. Admite que hay una verdad en cada cosa y puede saberse todo de ella.
El fin y el método se encaminan al orden verdadero. Sin embargo supone que hay ciertas verdades que la ciencia toma de la filosofía.
Estas reglas básicas, para Descartes, son las que nos previenen de caer en algún momento enel error y las que nos ayudan encontrar siempre la verdad.
Descartes pone más adelante en sus meditaciones la figura del genio maligno, cuyo papel tal parece que es engañar incluso en las cosas que pueden ser evidentes. Este genio maligno es el responsable de que la duda llegue a la mente del hombre.
Descartes sugiere que tal vez hemos sido creados por un Dios que nos obliga a engañarnossistemáticamente, que ha dispuesto nuestra naturaleza de tal modo que creemos estar en la verdad cuando realmente estamos en el error. Con esta hipótesis se cuestiona la legitimidad de las proposiciones que parecen tener la máxima evidencia, las que se presentan con "claridad y distinción" (excepto las referidas a la propia mente, como mostrará el descubrimiento del cogito), proposiciones del tipo "dosmás tres es cinco" o "la suma de los ángulos de todo triángulo es igual a dos rectos". Por lo tanto, llega a cuestionar la veracidad de la propia matemática.
El objetivo de este extraño supuesto es investigar si es posible encontrar algo que sea absolutamente indudable: si encontramos una creencia que llegue a superar esta hipótesis, su calidad como verdad será extraordinaria. Aunque Descartes...
tracking img