Revolucion mexicana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 50 (12376 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los niños trabajadores en la ciudad de México durante la posrevolución
Susana Sosenski
Los niños trabajadores de México
Una de las consecuencias inmediatas de la Revolución mexicana fue la promulgación de la Constitución Política de 1917
 
[pic]
Niño voceador, ca. 1925
Memoria 2010 © Derechos Reservados
Principio del formulario
[pic]
[pic]
Final del formulario
Autores
• Eric VanYoung
• Jean Meyer
• Salvador Rueda Smi...
• Aurora Gómez Galva...
• Sara Sefchovich
Memorias
• El imperio llegó…y...
• Friedrich Katz:His...
• La representación ...
Otros Artículos
[pic]
[pic]
Imperio y Revolución: los estadounide...
En el momento en que estalla la revolución mexicana, un grupo de capitalistas norteamericanos controla el setenta por ciento del capital de inversión quehay en el país, y es dueño de veintidós por ciento del territorio nacional y de todos los bienes comprendidos en esa extensión. John Mason Hart esclarece en este ensayo la historia de esa apabullante acumulación de riqueza, que hace recordar el celebérrimo dicho: “Pobre México, ¡tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos!”
[pic]
ver más [+]
Susana Sosenski
[pic]
Una de lasconsecuencias inmediatas de la Revolución mexicana fue la promulgación de la Constitución Política de 1917. Entre sus artículos fundamentales sobresalió el 123, que en una de sus cláusulas fijó la edad mínima de admisión al trabajo en 12 años. Los niños menores de 16 años no podrían trabajar más de seis horas, ni en condiciones insalubres o peligrosas, ni tampoco en horarios nocturnos.
Sin embargo, pese alas disposiciones constitucionales y a los posteriores reglamentos, en las primeras décadas del siglo xx los niños continuaron trabajando tanto como antes. En 1923 se contabilizaron más de 2 000 niños en las fábricas y talleres de la ciudad de México, cifra que representaba 7% de los trabajadores manufactureros urbanos; entre ellos había pequeños de 7 u 8 años de edad. Los empresarios buscabanmano de obra barata y las familias populares requerían ayuda económica, de ahí que miles de niños fueran contratados en los diversos establecimientos industriales de la ciudad. En las fábricas de hilados y tejidos ellos, como ayudantes o aprendices, eran los encargados de recoger del suelo arpilleras, canillas u otros objetos, de sustituir las pesadas y grandes bobinas cuando el hilo se terminaba, ode insertar sus delgados y pequeños dedos entre los intersticios de las máquinas para sacar los hilos rotos atascados. En los talleres de calzado, en las panaderías, las carnicerías y las curtidurías, los niños trabajaban más de 10 horas diarias ganando apenas 25 centavos, o buena parte de las veces sin recibir sueldo alguno, con el pretexto de que se encontraban en un periodo de aprendizaje.Los inspectores del Departamento del Trabajo acudían a las fábricas y talleres de la ciudad para vigilar el cumplimiento de la ley. Para ellos no pasó inadvertida la situación laboral de algunos niños que permanecían largas horas con los pies en el agua, en espacios sin ventilación ni iluminación, cargando pesados bultos u operando maquinaria cortante. No obstante, los inspectores fueroncondescendientes con los empresarios que empleaban a los pequeños, y así ocultaron cifras, condiciones laborales y explotación, y además atendieron las demandas de varios padres de familia que insistían en la necesidad y la importancia de ocupar económicamente a sus hijos. Por todo ello en muchos informes de los inspectores los niños trabajadores quedaron ocultos. De tal forma, aun cuando de manera oficiallos niños no debían trabajar, sus actividades eran encubiertas, defendidas y solapadas por los adultos que los rodeaban.

Los reglamentos de la época no consideraron las actividades laborales callejeras como trabajo; por lo tanto, los miles de niños que encontraron modos de subsistencia en la vía pública lo hicieron al margen de la legislación laboral, y muchas veces también al margen de la...
tracking img