Rogers y buber

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2803 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Carl Rogers y Martín Buber

Por L. González.-2010-(MDH)

Reflexion con argumentos teóricos , con experiencias de vida y con el punto de vista personal, acerca de la relacion tu-yo y la relación facilitadora.

“Con toda la seriedad de lo verdadero has de escuchar esto: el hombre no puede vivir sin el Ello. Pero quien sólo vive con el Ello, no es un hombre.”(Buber1923)

Acerca de larelación tu-yo de Martín Buber:
Martin Buber fue un filósofo existencialista que vivió entre 1878-1965, era de origen judío, fue un estudioso, escritor y profesor reconocido, con interés por su mundo político y social. Vivió en la época de las dos Guerras Mundiales, lo que a mi entender marca su forma de ver en el mundo, afronta las luchas del imaginario social que percibe las contradicciones en losseres humanos que les lleva a creer la idea que existe una raza superior, y que todo lo que no sea ésta debe eliminarse. Me parece que esto se articula con las caracteríticas que él tenía, empieza a hacerse su preguntas existencialistas y encuentra en el diálogo muchas respuestas a estas y allí plantea la relacion yo-tú como el centro de su filosofía.
Al respecto podemos leer: “Elpensamiento de Buber constituye un aporte al amanecer de un nuevo humanismo. En contra de un mundo que se ha vuelto inhabitable para el hombre, Buber vio necesario resaltar los valores fundamentales de la vida humana y contribuyó a marcar claramente el origen y el destino de toda la existencia humana. La solidaridad, el respeto por el otro, la tolerancia, la no discriminación y el amor por el prójimo sonaquellos valores indispensables que los seres humanos deben recuperar para alcanzar su destino: la comunión con Dios” (Wilkipedia)
He tratado de mucho de entender lo que implica para Buber esta relación yo-tú, esta metáfora de su libro: “Yo-tu” escrito en 1923, me permitió clarificarme, por tanto, aunque un poco extensa, quiero citarla completa: “Considero un árbol. Puedo encararlo como a uncuadro; pilar rígido bajo el asalto de la luz, o verdor resplandeciente, suavemente inundado por el azul argentado que le sirve de fondo. Puedo percibirlo como movimiento: red hinchada de vasos ligados a un centro fijo y palpitante, succión de las raíces, respiración de las hojas, incesante intercambio con la tierra y el aire... y ese oscuro crecimiento mismo.
Puedo clasificarlo en una especie yestudiarlo como un ejemplar típico de su estructura y de su modo de vida. Puedo deshacer su presencia y su forma al extremo de no ver en él más que la expresión de una ley; de una de las leyes en virtud de las cuales siempre concluye por resolverse un conflicto permanente de fuerzas, o de leyes de acuerdo con las cuales se produce la mezcla y la disociación de las materias vivientes. Puedovolatilizarlo y conservarlo sólo como un número o una pura relación numérica. A pesar de ello, el árbol sigue siendo mi objeto, ocupa un lugar en el espacio y en el tiempo y conserva su naturaleza y constitución.
Pero también puede ocurrir que por un acto de voluntad o por inspiración de la gracia, al considerar este árbol yo sea conducido a entrar en relación con él. Entonces el árbol deja de ser unEllo. Me ha captado la potencia de su exclusividad. Para esto no es necesario que yo renuncie a alguno de los modos de mi contemplación. Nada hay de lo cual deba hacer abstracción para verlo, nada debo olvidar de lo que sepa. La imagen y el movimiento, la especie, el ejemplar, la ley y el número se hallan indisolublemente unidos en esta relación. Todo lo que pertenece al árbol está ahí. Su forma y suestructura, sus colores y su composición química, su intercambio con los elementos del mundo y con las estrellas, todo está presente en una totalidad única. El árbol no es sólo una impresión, ni un juego de mi imaginación, ni un valor dependiente de mi estado de ánimo. Erige frente a mí su realidad corporal, tiene que ver conmigo como yo con él, pero de una manera distinta. No procuréis...
tracking img