Seminario de traducción

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 54 (13470 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIDAD I
Introducción

1. Breve introducción a la historia de la introducción

Eusebio V. Yacer, Introducción a los estudios sobre traducción: Historia, teoría y análisis descriptivo, Publicado por Universitat de València, 1997, pág. 2-3
La traducción es una práctica tan antigua como el hombre, o al menos tanto como la historia de los pueblos de la tierra. Las primeras traduccionesorales de las que tenemos constancia se remontan a tiempos muy remotos, aunque se supone que en muchos lugares tan alejados como África y Asia también se practicaba la traducción interlingüística por medio de la figura del intérprete de la tribu o el poblado como medio de comunicación entre los distintos pueblos. Amparo Hurtado afirma que existen documentos que constatan la existencia detraducciones escritas ya por el año 2000 antes de Cristo, en Babilonia. Agustin García Yebra reseña tambièn la traducción explícita y la implícita en relación con las historias del diluvio en las distintas culturas.
Más modernamente, sabemos que la época moderna de Grecia y Roma, algunos autores expresaron ya diversas opiniones más o menos teóricas con respecto al hecho traductivo. Así, en la Romaantigua muchos autores solían practicar el principio de enriquecimiento de la lengua y literatura latinas mediante la traducción de obras clásicas de otras lenguas, en particular la griega, teniendo a subrayar los criterios estéticos de la lengua de partida mas que seguir la noción un tanto rígida de fidelidad. Cicerón y Horacio advirtieron el peligro que una excesiva “imitación” conlleva yexpresaron a su preferencia por una traducción más o menos libre.
El primero pensaba que no se debía traducir palabra por palabra, mientras que el segundo afirmaba que había que sopesar más que imitar, refiriéndose, claro está, a la cultura helénica de la que tanto se tradujo e imitó en la Roma clásica. Más tarde, también San Jerónimo, traductor de la Biblia, siguiendo la tradición ciceroniana oponósobre la traducción en De optimi genere interpretandi, “Non verbum e verbo, sed sensum exprimere de sensu”, o lo que es lo mismo: no había que traducir palabra por palabra, sino el sentido.1 Todos estos puntos de vista anteriores remiten en último caso a las dicotomías tradicionales de fidelidad/infidelidad y traducibilidad/intraducibilidad que se han mantenido vigentes hasta muy entrado el sigoXX.
El oscurantismo medieval. Entre la traducción religiosa y la profana.
En la edad media, llegó la cristianización y el Latín se fue olvidando a favor de sus derivados, las lenguas romances (castellano, francés, e italiano). Y con la cristianización se produce una división fundamental entre la traducción religiosa, realizada en gran parte por los monjes en monasterios apartados de lacivilización y de la gente corriente, y la profana, llevada a cabo por juglares, trovadores y otros autores y con fines más mundanos y cotidianos. En cuanto a la traducción religiosa hay que destacar la reivindicación de la traducción literal, esto es, palabra por palabra, defendida por los autores de los textos sagrados, especialmente de la Biblia; en la Escuela de Traductores de Toledo, que fue creadaespecialmente para la traducción de obras de tipo religioso se practicaba ese principio. John Wycliffe, el notable teólogo de Oxford, realizó dos versiones de la Biblia, la segunda de las ____________________________
1 De San Jerónimo, Lettres, 1953, p. 59. Vid George Mounin, Les belles infidèles (Paris: Cahiers du Sud, 1955) 79
cuales –completada en 1396- contiene un prólogo digno demención en el que ya se exponen los cuatro pasos del proceso traductor: la comparación de versiones: asesoramiento por parte de gramáticos y sabios sobre las palabras y el significado difíciles y traducción tan clara como sea posible de la frase, añadiéndose una corrección por parte de un grupo de colaboradores. Por otra parte, muchos autores con gran renombre –Jaime Conesa, E. de Villena y...
tracking img