Significado de ser libres

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1391 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
1° Mandamiento.

Serás libre si no equiparas nada a Dios. Él es el punto de referencia que lo decide todo en tu vida. Si dejas que Dios sea Dios, eres un ser humano libre. Si adoras a Dios, todo lo demás queda relativizado en dos sentidos: en cuanto que todo lo demás es contemplado con referencia a Dios, o sea, relativizado, en cuanto que Dios es el absoluto. Si realmente honras y adoras aDios como Dios, quedarán ordenadas las prioridades de tu vida. Y cuando estén ordenadas esas prioridades, podrás elegir de una manera or-denada. Entonces será una elección responsable. Cuando las prioridades están en desorden, cuando están donde no les corresponde, no se puede hacer una buena elección, pues una elección se toma siempre de acuerdo con ciertas prioridades. Cuando Dios está por encimade todo, el ser humano es un ser libre.

2° Mandamiento.

Serás libre cuando rengas confianza en el nombre de Dios: “Yo soy el que soy”. En la angustia y en las estrecheces conocerás su inmensidad, en la opresión su libertad y en la penuria su amor. “Me sacó a campo abierto, Convirtió mis tinieblas en claridad” (Sal.18,20.29). El nombre de Dios abre tu vida, rompe tus estrecheces. Y cuentacon que Dios está presente ahora y siempre, a menudo de manera inesperada. Si me he hecho una imagen de Dios, ya no estoy en disposición de tener un verdadero encuentro con él.

3° Mandamiento.

“Recuerda el día Sábado para santificarlo”. Serás libre si puedes aceptar que tu trabajo , tus servicios y tus éxitos no lo son todo en la vida. No debes definirte a partir de las personas, ni a partirde sus elogios ni de sus reproches, pues llevas en ti un núcleo que es inmediato a Dios y en el que eres querido incon-dicionalmente por Dios mismo. En ese núcleo puedes encontrar la paz que los seres humanos no pueden darte ni arrebatarte.
Vivimos en una sociedad regida por el rendimiento, y muchas personas se definen a sí mismas en función de él: yo soy igual a mi rendimiento. Así es elmundo, y, desgraciadamente, este principio también desempeña un papel no exento de importancia en la Iglesia y en las órdenes religiosas. Con mi rendimiento me puedo significar, Gracias a mi rendimiento soy alguien, Es cierto que los cristianos decimos siempre que lo más importante en nuestra vida son las relaciones con Dios, la oración y la fe, pero en la práctica se imponen especialmente aquellos queaportan un rendimiento. Ellos son los buenos, los respetados; ¿y quién no quiere ser respetado? De ahí viene el que decidamos rendir mucho, incluso a costa de las relaciones con Dios, de la oración, de la fe. Y esto es precisamente lo que el mandamiento del Sábado quiere impedir. Tu vida vale infinitamente más que tu rendimiento. No te definas por el rendimiento, pues si lo haces adoras a unídolo y te destruyes. Párate a pensar de vez en cuando y convierte sencillamente en una fiesta, la riqueza que se te ha dado como una gracia. El papa Juan XXIII solía decir: “Giovanni, no te des tanta importancia”. Y después se iba a dormir.

4° Mandamiento.

Honra a tu padre y a tu madre, para que se prolonguen tus días sobre la tierra que Yahvé, tu Dios, te va a dar”. Serás libre si saberagradecer los servicios de tus padres, si confías en el origen de tu vida, que no eres tú mismo; si consigues aceptarte con tu pasado y sus marcas.
En mi opinión, este cuarto mandamiento reviste una importancia especial para ser libre. ¡Qué importante es que mis padres me acepten como soy! Pero también es válido, referido a mis padres que necesitan más amor del que merecen, y que, ya estén vivos omuertos, los acepte y respete, tal como son o como eran. Mientras no lo haga, no puedo desarrollarme plenamente. Muchos se llevan mal con sus padres y les hacen reproches acerca de la educación, la atmósfera hogareña, sin pasar por alto los abusos o la violencia. Hay muchas personas a las que, sinceramente, les cuesta mucho honrar a sus padres, y no digamos amarlos, aunque sus corazones nunca...
tracking img