Sueños de un visionario

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 120 (29903 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 9 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Immanuel Kant
Los sueños de un visionario explicados por los sueños de la metafísica

Tomado de la edición de Alianza Editorial, Madrid, 1987.

INDICE Los sueños de un visionario explicados por los sueños de la Metafísica Un prólogo que promete muy poco acerca de lo que esta obra expone Primera parte: Que es dogmática 1. Un complicado nudo metafísico q|ue se puede, según se quiera, deshacero cortar 2. Un fragmento de filosofía oculta para iniciar la comunidad con el mundo de los espíritus 3. Anticábala. Un fragmento de filosofía común para anular la comunidad con el mundo de los espíritus . . 4. Conclusión teórica del conjunto de consideraciones de la primera parte Segunda parte: Que es histórica 1. Una historia cuya verdad se encomienda a la libre indagación del lector 2. Extáticoviaje de un fanático a través del mundo de los espíritus 3. Conclusión práctica a todo el tratado Apéndice 1 Apéndice 2 . . . . . .

21 23

29 43 61 71

79 87 105 113 121

Un prólogo que promete muy poco acerca de lo que esta obra expone

El reino de las sombras es el paraíso de los fantasiosos. En él encuentran una tierra sin límites donde pueden establecer a capricho su residencia.Vapores hipocrondríacos, cuentos de viejas y prodigios conventuales les proporcionan sobrados materiales para construirla. Los filósofos dibujan el plano y, según acostumbran, lo modifican o desechan. Sólo la Sagrada Roma posee allí provincias florecientes; las dos coronas del reino invisible sostienen la tercera cual frágil diadema de su majestad terrestre2; las llaves que abren las puertas delotro mundo abren a la vez las arcas de éste. Tales prerrogativas del reino de los espíritus, al estar respaldado por fundamentos políticos se elevan muy por encima de todas las impo
2 Es clara la alusión crítica (aunque irrelevante dentro del conjunto y el propósito de la obra) que Kant hace aquí a la Iglesia Católica refiriéndose a la tiara, símbolo de la autoridad papal. De origen persa, recibeen et siglo xiv su forma de triple corona en representación del triple poder del Sumo Pontífice (triregnem), sobre el mundo celeste, infernal y terrestre.

23

24

Inmanuel Kant

tentes críticas de los sabios académicos, y su uso o abuso son excesivamente nobles como para tener que someterse a un examen tan vil. Pero ¿por qué las narraciones populares que gozan de tanta credibilidad o, almenos, son tan raramente controvertidas, corren por ahí, inútiles e impunes, llegando incluso a deslizarse en las lecciones magistrales, cuando ni siquiera vale para ellas el argumento tomado de la utilidad (argumentum ab utili), el más convincente de todos? ¿Qué filósofo no ha compuesto alguna vez la figura más irrisoria que se pueda imaginar en medio de, por una parte, las declaraciones de untestigo ocular, sensato y firmemente convencido, y, por otra, la oposición interior de una duda insalvable? ¿Ha de negar en absoluto la autenticidad de todas esas apariciones de espíritus? ¿Qué razones puede aducir para desmentirlas? ¿Ha de admitir como probable siquiera una sola de esas narraciones? ¡Qué importante sería tal reconocimiento y a qué sorprendentes consecuencias se llegaría sisolamente uno de tales sucesos pudiera darse por demostrado! Queda una tercera opción, a saber, no ocuparse en absoluto de tales cuestiones aventuradas y superfluas y atenerse a lo útil. Pero, precisamente porque esta propuesta es razonable, siempre es rechazada mayoritariamente por los sabios profundos. Siendo necios prejuicios tanto no creer sin fundamento alguno en nada de lo mucho que se cuenta concierta apariencia de verdad como creer, sin examen, todo lo que dice el rumor público, el autor de este escrito, por evitar el primero, se dejó arrastrar en parte por el último y reconoce con cierta humillación que fue tan ingenuo como para indagar la verdad de algunas historias de tal tipo. Encontró... como suele suceder donde no hay nada que buscar... encontró nada. Pues bien, eso es ya por sí...
tracking img