Tratado de antropología y pedagogía

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 57 (14205 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Tratado de Antropología y Pedagogía

Gregorio Herrainz

Capítulo preliminar

- 1 -

El hombre, con sus analogías y superioridad respecto a los demás seres terrestres
     El hombre, a quien suele denominarse microcosmos, es, en efecto, el compendio, la síntesis de la Creación.
     Materia y espíritu, elementos generales de la última, componen el primero.
El cuerpo humano,exclusivamente como cuerpo, es grave, impenetrable, divisible y patentiza la efectividad de las propiedades comunes a todos.
     Pero no se circunscribe a mero cúmulo molecular: sus constituyentes están en relación y en función; nace, se nutre, se desarrolla, se reproduce, muere; experimenta poderosos y ciegos impulsos hacia la conservación de su individuo y de su especie; es un cuerpo organizado, viviente.     En la progresiva escala de los seres, sobre el orgánico figura el animal, que posee vida de relación, que atiende, percibe, conoce, recuerda, imagina, siente, quiere; todo ello en manera inconsciente, sin saber que le está dado y lo ejecuta, sin contemplar dentro de sí la vista y el reflejo de lo que realiza.
     No cabe negar, sin sustraerse a la evidencia, que, por ejemplo, el perroconoce a su amo, y por tanto, recuerda; imagina la perspectiva de la caza, cuando el primero se atavía y arma para emprenderla, experimentando el sentimiento de la alegría; no es extraño al cariño, ni tampoco a las sensaciones placenteras y desagradables; forma y combina juicios al cambiar la actitud del descanso por la de la huida, si advierte que alguien se baja como en propósito de coger unapiedra, cuyo golpe se evita poniendo tierra de por medio.
     Mas todo ello, repetimos, se verifica inconscientemente, lo mismo que por los individuos de nuestra especie, en cuanto sólo interviene lo animal, ya por encontrarse embrionaria la parte superior, bien por no interrumpir su actividad, puesta en otro objetivo; cual el niño sigue la línea recta en busca de su apartado juguete, y dice sabo yteno, ajustándose a la regular conjugación verbal; cual el adulto, al hablar, diversifica sus posiciones vocales, sin conocerlas distintamente o sin que intervenga la atención.
     Del propio modo que no podemos negar en firme esto, que salta a la vista, ha de admitirse que resulta de algo diferente del cuerpo: suponer lo contrario equivaldría a argumentar en pro del materialismo; pues a quienasignase a la materia la virtud de la atención, de la percepción, de la memoria..., de la sensibilidad y de la voluntad, aunque con carácter de inconsciente, le sería difícil o imposible rechazar el resto de tan grosero credo, o que lo racional, lo consciente, lo intuitivo, no era otra cosa que gradaciones fenomenales de aquella materia, más perfeccionada, rica, producente.
     Así como,comparando los distintos reinos de la Naturaleza, y también las incontables especies de cada uno, se descubre escala gradual de superioridad relativa, existe entre los órdenes o series de entidades espirituales; el ángel, con las jerarquías de tronos, dominaciones, potestades, querubines, serafines y arcángeles, en el Cielo; y en la Tierra el hombre, y por bajo, el simple animal con sus impresiones,recuerdos, juicios, sensaciones, sentimientos, voliciones; todo con relación a nuestro planeta, en que comienza y acaba; todo en desconocimiento absoluto de la causa, de la ley, del Creador, del mérito y demérito de las acciones, valorables para la suerte en otra vida, que ni presiente ni le espera; todo sin progreso, por lo que la araña muy luego teje su tela y la abeja fabrica su celda, con lastípicas formas de las unidades primitivas.
     Como el hombre, aparte su más noble calidad, es animal, en tal concepto, el niño y el adulto, el ignorante y el sabio ejecutan sin dificultad y sin pararse en ello, las múltiples y casi inapreciables diferencias de postura de los órganos vocales, al ejercitar el lenguaje oral articulado; las actitudes necesarias para subir o descender, soportar y...
tracking img