Una niña indigena llamada juanita

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1358 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Juanita cruza al otro lado Juanita es una niña que tiene 9 años, muy pronto cumplirá diez y le gustaría de regalo ver nuevamente a sus padres, ellos viven y trabajan en España, se fueron cuando ella tenia tres años, solo los conoce por fotos, su taita (papá) se llama Luis y su mamá María, ella nació en Otavalo,

en un pueblo que se llama Cotacachi, un día domingo por la mañana mientras ellatrabajaba en el campo recogiendo hierba para darles de comer a sus conejos, recibió una llamada de su madre, diciéndole la iba a llevar a España, se puso muy, pero que muy contenta, dando brincos y saltos y gritanto en quechua ! QUE FELICIDAD !( ima kushisha ), VOY A ESTAR MIS PADRES (). Paso un mes de la grata noticia y todo estaba preparado para viajar, Juanita viajaría con unos vecinos de supueblo, ataviada con su traja tipico, un añaco negro, una blusa bordada en colores naranjas y

unos alpargates color azul; se peino un guango ( coleta), salio y miro por ultima vez los campos donde tantos buenos momentos paso con sus amigos y cuidando a sus animales, fue al establo y se despidió de su vaca florinda, se acerco a las conejeras y acaricio sus esponjosos conejitos, abraso fuerte a superro tin-tin, las lagrimas no se hicieron esperar, un lado estaba tan emocionada de ver a sus padre, sin embargo parte de su niñez se quedaba en Cotacachi, en una comitiva vecinal,

fueron en varios camiones hacia la capital Quito, rumbo hacia el aeropuerto Mariscal Sucre aproximadamente a dos horas de Otavalo, su vuelo salia a las 8 de la mañana la pequeña entraria en la Comunidad Europea, con elpermiso de residencia que sus padres le tramitaron por reagrupacion familiar; siendo las 7 de la mañana llegan al aeropuerto, Juanita había dormido todo el camino

estaba rendida para ella parecía todo un sueño del que le tocaba despertar en España, al llegar al área de embarque su alma se rompió en pedacitos, despedirse de su abuela, de toda su familia y sus hermanos mayores no era tareafácil, sus lagrimas en forma de perlas cayendo por esas pequeñas mejillas, enternecían hasta el corazón mas vil, por un instante el silencio reino, no se podía hacer nada mas, su abuela le dio la tradición bendición indígena y con un cántico quechua la despidió. Su rastro se perdió entre multitud de gente y cogida de la mano de su vecina Mariana

emprendieron rumbo a tierras desconocidas, atrás sequedo toda una niñez sencilla, dificil, pero

libre, Juantita miraba por la ventana del avión y veía como su país se hacia diminuto hasta que lo único que pudo observar son las blancas y celestes nubes, estaba asustada, con un sin fin de preguntas en su cabeza, y no dudo en preguntarle a la azafata “ señorita hay niños en España”, “ como son, blancos, rubios como los gringos” o son longuitos comolos otavaleños, entre risas la azafata le contesto “ son como tu así de guapos y graciosos”; contenta con la respuesta de aquella mujer, no pregunto mas. De lejos se divisa el aeropuerto de Barajas, han llegado ya, 12 horas de vuelo son bastante para una pequeña niña, Juanita no para de preguntarle a su vecina donde están sus padres, tiene prisa, por verlos, abrazarlos y darles los regalos que lesha traído de su tierra, recogen el equipaje, sellan los pasaportes, todo esta en regla, cruzan una puerta y otra, suben escaleras y allí estaba Luis y María para recibir a su pequeña, su madre no duda en cogerla en sus brazos, era muy pequeña cuando la dejo, María la besa con desesperación y pide perdón a su hija por haberla dejado, y le dice que

nunca mas se volverá a separar de ella, junto aesta escena esta la de Luis que no tiene aliento para coger a su hija, es tan grande la emoción, que su llegada les devuelve la esperanza, y la alegría; minutos mas tarde, se embarcan en el metro y se dirigen a la estación de autobuses Sur de Madrid, todavía tienen que viajar cinco horas mas con dirección a Murcia.

Al siguiente día la luz penetraba en el hogar de la familia Macuña, la...
tracking img