Vanguardias

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1004 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El futurismo:

 Rico en teoría, y pobre en realizaciones, el futurismo se derrumbó definitivamente aun antes de la caída del fascismo, que tanto le debe, y no despierta en la actualidad el menor interés.Del futurismo se recuerdan sus responsabilidades históricas y sus ridículas grandilocuencias.
                                                                          
 

Tren suburbano,obra de G. Severini
             El tema central y básico del futurismo literario -que fue el que arrastró tras de sí al plástico- fue el de la modernidad, entendida como adoración a la máquina en la que veía (y en esto no se equivocaba) un fabuloso instrumento multiplicador de los poderes del hombre. Reivindicaban, también con toda justicia, al avión frente al claro de luna, al castillo en ruinasy a la Italia, no de "charanga y pandereta", pero sí de canales venecianos y melodías napolitanas. Lo ridículo de Marinetti y sus seguidores estriba en cantar el maquinismo en términos ingenuos y enfáticos, los mismos términos con que se había cantado el claro de Luna.
Dynamismo de un automóvil (1911), de Luigi Russolo
       Reivindicaron el tema de la máquina, y dieron por finalizado su caminoen el posible punto de partida. En todo caso, como observaron los imaginistas ingleses, no había cosa más irrisoria que el deslumbramiento lírico en torno a un avión cuyo modelo iba a quedar desfasado a los pocos años. La velocidad y la máquina futurista no son reales; son más bien un fetiche literario con el que se deroga la realidad presente en nombre del futuro.
       Otros caballos debatalla del movimiento son la exaltación de la intuición y del sensualismo "latinos" frente a la inteligencia; reivindicación del valor y la audacia (virtudes de las que Marinetti dio auténticas pruebas enfrentándose en solitario a públicos hostiles a lo largo de sus giras y viajes); primacía de "lo viril" frente a "lo femenino", punto en el que se traduce un claro puritanismo misóginoultraconservador; exaltación de la energía, de la acción ("el puñetazo y la bofetada", claro antecesor literario de la "dialéctica de los puños y las pistolas"); revaloración del nacionalismo, el patriotismo, el militarismo y, consecuentemente, la guerra.
          Todos estos principios debían articularse en unas técnicas expresivas (resumidas en el Manifiesto Técnico de la Literatura Futurista, del año 1912)ciertamente más sugerentes y que alcanzaron una auténtica difusión internacional. Se propone la destrucción total de la sintaxis y la puntuación. La frase futurista ya no es frase-asociación como en el cubismo, sino pura sucesión de "palabras en libertad", claro precedente de la escritura automática de los surrealistas.
También se debe a los futuristas la supresión del "yo" en el poema. Otraspropuestas -como la desaparición del adjetivo y del adverbio- resultaron más difíciles a la hora de la práctica. En todo caso, su concepción espacial tipográ- fica del poema o del texto responde a los mismos principios y ha ejercido una misma, si no mayor, influencia que la de los cubistas.
                                                              
Dynamismo de un ciclista (1913), de Boccioni.          Por último, existe un aspecto de suma importancia en la actualidad: el futurismo es el primer movimiento que afirma los límites de la literatura, el primero que rompe con cierta sacralidad literaria e intenta traspasar las fronteras de lo literario para recuperar un punto de conexión con la vida. Que eligieran el camino de la acción y del compromiso fascista es algo históricamentecomprensible. Pero fueron ellos los primeros en plantear un problema sobre el que gira el arte de vanguardia de los últimos años.
     El futurismo iniciado por Marinetti se benefició del clima cultural creado por revistas como Lacerba y se extendió rápidamente por toda Europa. Incluso Apollinaire se incluyó en él, aunque temporalmente, con su L´Antitradition futuriste. 
         Las nuevas teorías...
tracking img