Vivir muriendo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (903 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
No soporte su risa esa mañana, era tan vacía, ni siquiera me atreví a mirar o a contestarle, sino era probable que le arrojara la tostada, manchándole así su triste camisa rosa, que yo solíaplancharle con tanto afán todas las mismísimas mañanas durante éstos siete años de “feliz matrimonio” .Me hago pausa y me formulo una y otra vez las mismas preguntas ¿Qué es la felicidad? ¿Tengo que hacer elpapel de esposa ideal ó seguir pasiones y proyectos fuera de lo que es mi vida matrimonial? Hace tiempo que no nos besamos, es que son tan secos sus besos ya, y mucho tiempo más que…bueno, no hacefalta la aclaración. Estoy tan frustrada, aburrida de ésta monotonía y de la maldita costumbre desde hace tantos años, cansada de sus estúpidos chistes sin sentido que solo él los entiende, cansada de sutrabajo, de que ya no busque maneras para seguir enamorándome, de la falta de romanticismo, de pasión-ese fuego interno que he sentido tan pocas veces…ese clímax que me estremece por dentro. Detestolas contras de mi familia, de mi madre particularmente (mujer retrógrada si las hay) con sus ideas contracturadas de la vida matrimonial, según ella tengo que servirle a mi marido “tal como unaesclava”.
Una noche en la que el tenía una supuesta reunión de negocios, salí a caminar bajo el torrencial de lluvia. Agarré una campera con capucha y unos cigarros, me ayudan a tranquilizar los nervios ytratar más calmadamente mis reflexiones. Caminando por las oscuras calles internas de mi barrio, encontré un bar clandestino, nunca había escuchado de él a pesar de que hace 8 años vivo aquí. Cuandoentré lo primero que me llamó la atención fue un hombre, será por que era robusto ó porque estaba desesperadamente buscando algo que le quedara encima para jugar una última jugada en el póker, al noencontrar nada se acercó a la barra donde yo ya me había acomodado con un vaso en frente de whiskey on the Rock. Se sentó al lado mío y con una extremadamente sensual voz de hombre me preguntó si...
tracking img