Wright mills. la imaginación sociológica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 36 (8858 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Traducción de
FLORF..NTINO M. d]b[Rb

C. WRIGHT MILLS

LA

AGINACION
SOCIOLOGICA
PRÓLOGO DE GINO GERMANI

FONDO DE CULTURA ECONÓMICA
mÉxIco

I. LA PROMESA
HOY EN DÍA los hombres advierten con frecuencia que sus vicias
privadas son una serie de añagazas. Se clan cuenta de que en sus
mundos cotidianos no pueden vencer sus dificultades, y en eso muchas veces tienen toda la razón:lo que los hombres corrientes saben
directamente y lo que tratan de hacer está limitado por las órbitas
privadas en que viven; sus visiones y sus facultades se limitan al habitual escenario del trabajo, de la familia, de la vecindad; en otros
medios, se mueven por sustitución y son espectadores. Y cuanto
más cuenta se dan, aunque sea vagamente, de las ambiciones y de
las amenazas quetrascienden de su ambiente inmediato, más atrapados parecen sentirse.
Por debajo de esa sensación de estar atrapados se encuentran
cambios aparentemente impersonales de la estructura misma de sociedades de dimensiones continentales. Los hechos de la historia
contemporánea son también hechos relativos al triunfo y al fracaso
de hombres y mujeres individuales. Cuando una sociedad se industrializa, elcampesino se convierte en un trabajador, y el señor feudal es liquidado o se convierte en un hombre de negocios. Cuando
las clases suben o bajan, un hombre tiene trabajo o no lo tiene;
cuando la proporción de las inversiones aumenta o disminuye, un
hombre toma nuevos alientos o se arruina. Cuando sobrevienen
guerras, un agente de seguros se convierte en un lanzador de cohetes, un oficinista en unexperto en radar, las mujeres viven solas y
los niños crecen sin padre. Ni la vida de un individuo ni la historia de una sociedad pueden entenderse sin entender ambas cosas.
Pero los hombres, habitualmente, no definen las inquietudes
que sufren en relación con los cambios históricos y las contradicciones institucionales. Por lo común, no imputan cl bienestar de
que gozan a los grandesvaivenes de la sociedad en que viven. Rara
vez conscientes de la intrincada conexión entre el tipo de sus propias vidas y el curso de la historia del mundo, los hombres corrientes suelen ignorar lo que esa conexión significa para el tipo de
hombres en que se van convirtiendo y para la clase de actividad
histórica en que pueden tener parte. No poseen la cualidad mental esencial para percibir lainterrelación clel hombre y la sociedad,
de la biografía y de la historia, del yo y del mundo. No pueden
hacer frente a sus problemas personales en formas que les permitan controlar las transformaciones estructurales que suelen estar
detrás de ellas.
23

24

LA PROMESA

LA PROMESA

No es de extrañar, desde luego. ¿En qué época se han visto
tantos hombres expuestos a paso tan rápido a lassacudidas de tantos cambios? Que los norteamericanos no hayan conocido cambios tan catastróficos como los hombres y las mujeres de otras
sociedades, se debe a hechos históricos que ahora se van convirtiendo velozmente en "mera historia". La historia que ahora afecta
a todos los hombres es la historia del mundo. En este escenario y
en esta época, en el curso de una sola generación, la sexta partede la humanidad de feudal y atrasada ha pasado a ser moderna,
avanzada y temible. Las colonias políticas se han liberado, y han
y
surgido nuevas y menos visibles formas de imperialismo. Ha revoluciones, y los hombres sienten la opresión interna de nuevos
tipos de autoridad. Nacen sociedades totalitarias y son reducidas
a pedazos... o triunfan fabulosamente. Después de dos siglos de
dominio,al capitalismo se le señala sólo como uno de los medios
de convertir la sociedad en un aparato industrial. Después de dos
siglos de esperanza, aun la democracia formal está limitada a una
porción muy pequeña de la humanidad. Por todas partes, en el
mundo subdesarrollado, se abandonan antiguos estilos de vida y
vagas expectativas se convierten en demandas urgentes. Por todas
partes, en el...
tracking img