Yo y la danza

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1081 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Yohanna Ule Manquemilla Pedagogía en Danza 1º año.

YO Y LA DANZA.

Mi nombre es Yohanna del Carmen Ule Manquemilla, nací el 16 de julio de 1985, una tarde de invierno en Castro Chiloé.
Soy hija de Celia Manquemilla Gamín una bella Huilliche envuelta de dulzura y poseedora de esa mezcla perfecta que identifica a los chilotes, fuerza y sencillez. Es necesario mencionar esta parte de mi vida,ya que es de gran importancia para el desarrollo de mi historia.
Mi madre biológica doña Celia fue una campesina del sector de Terao al sur de Chiloé, se hizo cargo de seis hermanos al fallecer mi abuela doña Rosario Gamín, por razones económicas, partió a la capital provincial Castro para trabajar de nana con el permiso de mi abuelo Don Transito Manquemilla. Comenzó a trabajar en casa de Floray Luis quienes tenían un pequeño hijo de seis años llamado Luis. Celia fue seducida por su patrón y producto de esa infidelidad nací yo. Durante mis primeros dos años de vida mientras mi madre biológica continuaba trabajando de nana me dejo al cuidado de Juana una guardadora de la ciudad. Ahí viví durante 2 años compartí con niños sordos, ciegos y de diferentes estratos sociales. Yo eravisitada por amabas mujeres la patrona y mi madre. Florita descubrió que yo era hija de su esposo pero el lazo entre ellas era fraterno inusualmente se creo una relación madre e hija entre ellas y Flora perdono a Celia y nos acogió sin dudarlo, pase a ser parte de esta poco convencional familia. Ambas mujeres nos criaron a mi medio hermano Luís y yo, recibí el amor de dos mujeres excepcionales. Mipadre se ausento por unos años se fue a Argentina.
Mis primeros pasos como bailarina los recuerdos en Terao pueblo donde vive mi familia materna, ahí nos reuníamos los “Manquemilla” una larga familia que ha cultivado la cultura y tradición de Chiloé de la mano de la música y la gastronomía. Nuestras reuniones eran alrededor de fogones acompañados de curantos, y melodías de acordeones, guitarras yvoces, artistas innatos, gente alegre y cariñosa, gente viva, ahí danzaba sin parar balcecitos chilotes, cuecas chilotas, zambas, tenía una obsesión con sentir la tierra rara vez use calzado, brillaba bailando con mi familia, creo que mi conexión con la tierra se la debo a ese pedacito de archipiélago Terao.
Mi infancia fue graciosa, llena de colores, amiguitos que disfrutaban del imán de miliderazgo, fui una niña con mucha imaginación, jugando a ser maestra, pastelera, futbolista, comerciante, pero lo más importante me sentía la mejor bailarina. Aquello no era un juego para mi, bailando me sentía infinita. Fui coordinadora de eventos múltiples donde participábamos pequeños chilotes entre 7 y 12 años mostrando destrezas y dotes artísticos de los que estábamos empapados en esta tierrahúmeda siempre rodeada de ese verde interminable, y el mar profundo que encanta. Aun huelo esa maravillosa infancia.
Crecí rápidamente y jamás me alejé de la actividad física, era mi mayor felicidad, participe de una selección de gimnasia artística con el profesor Jaime Moretti, la gimnasia fue mi compañera desde los 9 hasta los 13 años, paralelamente admiraba a otra maestra la inolvidable Hilda,ella me enseñaba a mover las caderas al ritmo de la sopa de caracol, nada técnico pero lleno de pasión, me rodee de colores y lentejuelas por 4 años
Llegó mi adolescencia llena de experiencias nuevas, cambios físicos y sicológicos, ahí comencé a sentir por primera vez que mi amor por la danza se acompañaba del anhelo de continuar bailando profesionalmente. Las opciones de aprender de estadisciplina en la isla mágica eran escasas, pero nunca me di por vencida. Aprendí a ejercer la gimnasia formativa me convertí en una monitora a los 16 años de edad. Cabe señalar que hasta el día de hoy soy una de las monitoras de gimnasia mas cotizadas en la capital provincial Castro. Paralelamente llego a mi vida mi primer gran cambio y desafío personal, la maternidad. Conocí a mi amor eterno...
tracking img