Afterlife - claudia gray (cap. 15-19)

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 99 (24741 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Afterlife cuenta con 22 capitulos...faltan 3 para el final.
Aqui les dejo la parte 1 (cap.1-9)http://www.buenastareas.com/ensayos/Afterlife-Claudia-Gray-Hasta-Cap/1804185.html
Aqui parte 2 (cap. 9 - 14)http://www.buenastareas.com/ensayos/Afterlife-Claudia-Gray-Cap-9-14/2010794.html

TODO GRACIAS A LA TRADUCCION DEL FORO: ALISHEA'S DREAM

Capítulo 15

Traducido por Ctt
Corregido porSidonie

RAQUEL SE ME QUEDÓ MIRANDO, CON SU CABELLO CORTO Y NEGRO alborotado y sus ojos muy abiertos. “¿Estoy soñando?” Susurró.

“No,” dije.

Ella golpeó a la otra persona durmiendo en la cama, su novia, Dana, quien se incorporó lentamente, frotándose los ojos.

“¿Qué paso, nena?”

Yo brillé poco más, casi tomando la forma más firme. “Hey, Dana.”

Dana dio un respingo, que en otrascircunstancias, habría sido divertido.

“¿Has venido a atormentarme?” Raquel preguntó. Se había deslizado hacia atrás, contra la cabecera de la cama, como si quisiera alejarse. Había clavado en la pared uno de sus locos collages, era colección de fragmentos de revistas y objetos que Raquel pensaban que podrían convertirse en arte. “Lo sabía.”

“¿Qué? ¡No!” Entonces me di cuenta de por qué Raquelparecía tan asustada y culpable, ella pensaba que yo seguía estando enojada por haberme denunciado a la Cruz Negra.

Por lo cual, lo estaba un poco. No me había dado cuenta de ello hasta que la había vuelto a ver, sin esa horda de cazadores de la Cruz Negra interponiéndose.

Dana interrumpió, “¿Cómo se encuentra Lucas? En Riverton, no se veía bien.”

“Está teniendo un mal rato.” Eso eratotalmente inadecuado para lo que Lucas estaba pasando, pero yo no sabía qué otra cosa decir.

Dana se desplomó, como si la hubieran atropellado. Ella y Lucas habían crecido juntos -y ella también había sido adoctrinada por la Cruz Negra, de modo que ella consideraría el vampirismo como el peor destino posible. Tal vez ella era la única persona que podía comprender plenamente la profundidad deldesprecio que Lucas sentía hacia sí mismo. Entonces fijó su vista, brillante de rabia, en mí. “¿Por qué no lo decapitaste?”

Por horrible que fuera considerar esa posibilidad, ya me había parecido lo bastante duro saber mi respuesta: “Porque yo misma había sido un vampiro. Y sabía que no era la peor cosa que te puede pasar. Pensé que tal vez él podía aceptarlo, y es posible que así sea.”

“Pero túnunca has sido otra cosa más que vampiro,” replicó Dana. Raquel nos vio discutir con los ojos muy abiertos, como si temiera recordar a alguna de las dos que estaba allí. “¿Cómo sabes qué es lo peor? Estoy malditamente segura de que si me hubieran cambiado, me gustaría que alguien se asegurara de que no me despierto como no muerta. Es la promesa más sagrada que nos hicimos. Lucas y yo nos loprometimos el uno al otro miles de veces.” Ella estaba respirando con dificultad, con creciente indignación. “Si le quisieras de verdad, lo habrías hecho.”

Fue una bofetada en la cara, aunque sabía que Lucas me había perdonado por ello. “Es fácil hacer promesas. Pero si tú hubieras estado allí, si hubieras visto a Lucas tumbado muerto, sabiendo que puedes perderlo para siempre o poder hablar con él denuevo en un par de horas,… Entonces no habría resultado tan sencillo.” Una vez más, deseé que los espectros pudieran llorar; era muy doloros cargar con un recuerdo tan triste y no tener modo de dejarlo salir. “Por muy difícil que esto sea para él, Lucas tiene amigos. Me tiene a mí. ¿De verdad te parece que eso es peor que no tener nada nunca, para siempre?”

Dana se sentó en silencio duranteunos segundos. “No sé,” admitió finalmente. “Pero lo que digo quiero que lo tengas en cuenta, ¿está bien, cariño?” Sus ojos se encontraron con los de Raquel. “Si me transformo en un vampiro, asegúrate de que nunca, nunca, vuelva a ver el amanecer.”

“Te lo prometo.” La voz de Raquel estaba tan tranquila, tan segura, que su amor por Dana llenó la habitación. Si Lucas y yo hubiéramos hablado de...
tracking img