Capsulas narrativas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (642 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPSULAS NARRATIVAS/ Para el tedio de saberse vivo
MARIPOSAS NEGRAS
El sabía que la espera se había prolongado demasiado. Fumó su tercer cigarro. Acomodó su cabeza sobre el respaldo del asiento.Buscó en su niñez aquel recuerdo que escapara a sus pesares. Pero nada, en el baúl de la memoria persistían los goznes llenos de herrumbre.
Sobre su sien apoyó el cañón y, una bocanada letal irrumpióen mariposas negras, que entre sus alas diluyeron el soplo de la vida.
ELLA ESTÁ SOLA
Miró su reloj furtivamente: se resistió a creer en una inasistencia voluntaria. Apretó entre sus dedos elpañuelo de seda salvado la noche anterior. Lo llevó a su rostro y con fruición aspiró el aroma que le enjuagó la memoria con un recuerdo fácil y concreto. “Es más dulce sobre su piel”, pensó. Se agitó ynotó cómo sus senos temblaban con la alusión. Avergonzada, se reincorporó en el asiento y con una señal rápida pidió la cuenta al mesero.
Consultó nuevamente el reloj y se dispuso a salir.
Ya a laentrada del restaurante, quedó suspendida por un instante antes de decidirse a cruzar la avenida. Pensó en el naufragio de besos, sábanas y caricias de la noche anterior; ajustó su pequeño bolso entreel antebrazo y su costado, luego dio un paso tratando de ignorar el gusanito que le roía las entrañas.
ATRAPADO
Hoy decidí ignorar la estupidez. Entonces llegué a la conclusión que la mejor forma dehacerlo era evitar todo contacto con aquello que no sólo era estúpido, sino que pudiera, por lo menos, suscitarlo. Me encerré en mi habitación de soltero. Primera medida. Apagué mi aparato celularpara tratar de refugiarme, sin ninguna posibilidad de intromisión, en mis propias actividades. Segunda medida.
Pero al repasar hasta el momento mis procedimientos, tuve la certeza que las dos anterioresmedidas eran enteramente estúpidas. Así que tuve que recomponer mi estrategia. Tercera medida.
Al atardecer, volví a encender mi celular con un sabor amargo en la conciencia, mientras mi dedo...
tracking img