Codigo de napoleon

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 73 (18023 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
[

Derecho Internacional Privado
El Código de Napoleón y su influencia
en América Latina: Reflexiones a propósito
del segundo centenario
José Carlos Fernández Rozas

I

]

Euforia codificadora del siglo XIX

1. En un determinado momento hist rico la noci n de C digo ,
equivalente hasta entonces a la noci n libro de leyes 1, adquiere un nuevo sentido como compuesto de normaspertenecientes a una misma
rama del Derecho y ordenadas sistem ticamente2. Si la recopilaci n no
es otra cosa que un conjunto de leyes en vigor, pero sin constituir por s
misma un verdadero cuerpo normativo, el C digo implica una ley general y sistem tica referida, generalmente, a una rama del ordenamiento jur dico3. Dentro del pensamiento de la Ilustraci n ...un C digo es una ley de
contenido homog neopor raz n de la materia, que de forma sistem tica
y articulada, expresada en un lenguaje preciso, regula todos los problemas
de la materia unitariamente acotada 4. Por eso el denominado movimien1

Un estudio fundamental sobre la noci n hist rica de la codi caci n se encuentra en la monograf a de J.Vanderlinden, Le concept de code en Europe occidentale du XIIIème au XIXème siècle, Bruxelles,ditions de l Institut de sociologie, 1967, 500 pp.

2

A. C. Angelesco, La technique législative en matière de codification civile: étude de droit comparé, Paris, E. De Boccard, 1930, 853 pp.

3

Cf. J. L. de los Mozos, Iusnaturalismo y pandectismo en las grandes codi caciones modernas ,
Estudios Jurídicos en homenaje al profesor Ursicino Alvarez Suárez, Madrid, Seminario de Derecho Romano,Facultad de Derecho (UCM), 1978, pp. 268-269.

4

Cf. F.Tom s y Valiente, Manual de Historia del Derecho español, 4» ed., Madrid,Tecnos, 1992, p.
465.

151

El Derecho Internacional...

Derecho Internacional Privado

to codificador va a incorporar una obsesi n por la sistem tica que no
s lo va a proyectar en la divisi n entre Derecho P blico y Derecho Privado, sino que propiciaruna marcada especializaci n de las ramas jur dicas
y esta nueva concepci n tendr consecuencias sin precedentes5. Asimismo, el movimiento codificador, bajo la influencia del pensamiento individualista-liberal, tendr la virtud de transformar el r gimen de la propiedad
feudal o del Antiguo R gimen por formas modernas de dominio y usufructo, aunque se tard m s de un siglo para dar forma a un conceptounitario de propiedad, v lido para cualquier situaci n de la vida cotidiana. En
Europa se produce en el siglo XIX y parte del XX, tras la planificaci n pol tica y cultural consecuencia de la Ilustraci n6, una euforia codificadora consolid ndose una cultura basada en el C digo, cuya contemplaci n llega a
sacralizarse (la mole mayest tica , el altare consolidato ...) como un elemento importante dela mitolog a moderna 7. La concepci n un cuerpo
de c digos se basaba en una idea revolucionaria que pretend a reducir a
una unidad material y formal la legislaci n implicando una refundaci n
de las diversas ramas del Derecho8.Y, como es natural, bajo tal concepci n
descansaba la fe en la voluntad general democr tica de los pueblos; una
voluntad depositada en una Raz n que se elevaba a lacondici n de
fuente central del Derecho: a diferencia de tradicional ius comune, resultaba m s compatible con la aspiraci n de la nueva din mica social, un ordenamiento jur dico m s funcional y m s concreto.
Es evidente que dicha euforia est directamente condicionada
por el tipo de ideolog a predominante en la poca caracterizada por el
liberalismo cl sico, por el racionalismo y por elnacionalismo. El primero
planteaba que el Estado deb a limitarse a garantizar las condiciones necesarias para el libre desenvolvimiento de los ciudadanos y, por lo tanto, no

5

A. J. Arnaud, Pour une pensée juridique européenne, Paris, PUF, 1991, p 135.

6

J. Gaudemet, Les naissances du droit. Le temps, le pouvoir et la science au service du droit, Par s,
Montchrestien, 1997, pp. 190-224.

7...
tracking img