Deber y placer

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1119 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 12 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Deber y Placer

¿Te has dado cuenta cuando sales a alguna fiesta te dan muchísimas ganas de bailar, de divertirte, platicar, reírte, tal vez ponerte borracha, y que cuando lo estas haciendo sientes súper chido, te sientes diferente y no quieres que nunca termine ese momento? Pues eso es el placer, y obvio no tiene nada de malo pero claro que con medida porque pon tú que tienes mil ganas deponerte borracha pero claro que sabes que no solo quieres lograr eso tal vez tú sabes que con eso vas a poder llegarle al niño que te gusta y ps ya imagínate el resto ¿no? Pero en esos casos también entra el deber eso significa que tienes el deber de cuidarte y claro a darte a respetar; pero bueno eso es como solo un ejemplo porque hay miles.
Muchos dicen que el placer es un deber, pero claroque no. El placer no solo es querer algo sexual sino también por ejemplo:
Ver el amanecer
Comer algo en especial como: chocolate
Ir de compras
Ver tele
Leer

Y así muchísimas cosas más pero como ya lo dije todo con medida. Y la verdad el deber y el placer deberían de ir agarrados de la mano porque siempre tienes quedarte cuenta de las consecuencias que el placer te va a traer.
Checa esto:
Esto va a ser como un ejercicio, vas a ver las siguientes fotos y las vas a admirar y tienes que ver qué es lo que sientes cuando las ves ¿lista? OK:


Continúa atrás…

jhg



Eso es exactamente lo que ocurre en la relación entre ambos sexos: en determinadas edades y en circunstancias concretas existe unequilibrio perfecto o casi perfecto entre las apetencias del hombre y de la mujer. Pero ese equilibrio ocupa un nivel porcentual muy bajo en la vida de las parejas estables. Y por lo que nos dicen los índices bursátiles, que a la larga son un fiel reflejo de la realidad, la cotización del sexo femenino siempre va al alza, porque siempre hay más compradores que títulos en venta. Eso es así porque losmomentos de placer que demandan a lo largo de toda su vida el conjunto de hombres, es muy superior a los momentos de placer que ofrecen placenteramente a lo largo de su vida el conjunto de mujeres.
Es evidente el desequilibrio del mercado que se deriva de este hecho. Si el sexo fuese siempre igual de placentero para la mujer como para el hombre, o si las diferencias fuesen sólo de caráctercultural, y no biológico, encontraríamos algún rincón del mundo o de la historia en que la mujer no estuviese sujeta a ofrecer más sexo del que le apetece tanto si pasa a formar una pareja estable como si entra en el mercado del sexo, sea por cuenta propia o por cuenta ajena. Si la demanda de sexo de la mujer se llegase a equilibrar con la del hombre, no tendría precio el sexo femenino, porque la mujerbuscaría el sexo igual que lo busca el hombre. Sería tan compradora como él: desaparecería el mercado. Pero no. Desde tiempo inmemorial, en el sexo la mujer da más placer del que recibe. Y esto genera, lógicamente, una retracción de la oferta.

EL ALMANAQUE bucea hoy en la palabra placer.

PLACER

El análisis más superficial nos lleva a la conclusión de que la naturaleza ha diseñado lasconductas animales sobre el principio de la búsqueda del placer y la huida del dolor, de manera que las gratifica con tanto mayor placer cuanto más buenas son en términos biológicos; e intenta rechazarlas con tanto mayor desagrado y dolor, cuanto más nocivas son para la vida no sólo del individuo, sino también del grupo. Pero en cuanto damos el salto al comportamiento humano, si queremos que tengauna calidad ética, parece evidente que no podemos reproducir el esquema de la naturaleza, a no ser que configuremos un placer moral y un dolor moral. Los partidarios del placer físico como motor de la vida humana, se autodenominan hedonistas (de (hedoné)= placer).

Esta palabra la hemos obtenido del latín placeo, placere, placui, plácitum, y al pasar a nuestra lengua ha mantenido su...
tracking img