Deus caritas est

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 23 (5580 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Carta encíclica
DEUS CARITAS EST

PRIMERA PARTE
LA UNIDAD DEL AMOR
EN LA CREACIÓN
Y EN LA HISTORIA DE LA SALVACIÓN
Un problema de lenguaje
El término amor se ha convertido hoy en una de las palabras más utilizadas y también de las que más se abusa, a la cual damos acepciones totalmente diferentes. Esta palabra tiene diversos significados en las diferentes culturas y en el lenguaje actual.La palabra amor tiene un vasto campo que envuelve lo siguiente: el amor a la patria, de amor por la profesión o el trabajo, entre padres e hijos, del amor al prójimo y del amor a Dios. En toda esta multiplicidad de significados destacael amor entre el hombre y la mujer, en el cual intervienen inseparablemente el cuerpo y el alma, en comparación del cual palidecen, a primera vista, todos losdemás tipos de amor.
“Eros” y “agapé”, diferencia y unidad
Los antiguos griegos dieron el nombre de eros al amor entre hombre y mujer, que no nace del pensamiento o la voluntad, sino que en cierto sentido se impone al ser humano, y agapé, los escritos neo testamentarios prefieren este último, que en el lenguaje griego estaba dejado de lado. Este relegar la palabra eros, junto con la nueva concepcióndel amor que se expresa con la palabra agapé, denota sin duda algo esencial en la novedad del cristianismo, precisamente en su modo de entender el amor.
Los griegos, sin duda análogamente a otras culturas, consideraban el eros ante todo como una locura divina. De este modo, todas las demás potencias entre cielo y tierra parecen de segunda importancia: dice Virgilio en las Bucólicas “el amortodo lo vence”, rindámonos también nosotros al amor.
Eleros ebrio e indisciplinado no es elevación, “éxtasis” hacia lo divino, sino caída, degradación del hombre. Resulta así evidente que el eros necesita disciplina y purificación para dar al hombre, no el placer de un instante, sino un modo de hacerle pregustar en cierta manera lo más alto de su existencia, esa felicidad a la que tiende todonuestro ser.
En estas consideraciones sobre el concepto de eros en la historia y en la actualidad sobresalen claramente dos aspectos. Entre el amor y lo divino existe una cierta relación: el amor promete infinidad, eternidad, una realidad más grande y completamente distinta de nuestra existencia cotidiana. Pero, al mismo tiempo, se constata que el camino para lograr esta meta no consiste simplementeen dejarse dominar por el instinto. Hace falta una purificación y maduración, que incluyen también la renuncia. Esto no es rechazar el eros ni envenenarlo, sino sanearlo para que alcance su verdadera grandeza.
El hombre es realmente él mismo cuando cuerpo y alma forman una unidad íntima; el desafío del eros puede considerarse superado cuando se logra esta unificación. Ni la carne ni el espírituaman: es el hombre, la persona, la que ama como criatura unitaria, de la cual forman parte el cuerpo y el alma. Sólo cuando ambos se funden verdaderamente en una unidad, el hombre es plenamente él mismo. Únicamente de este modo el amor el erospuede madurar hasta su verdadera grandeza.
El eros, degradado a puro sexo, se convierte en mercancía, en simple objeto que se puede comprar y vender; más aún,el hombre mismo se transforma en mercancía. Nos encontramos ante una degradación del cuerpo humano, que ya no está integrado en el conjunto de la libertad de nuestra existencia, ni es expresión viva de la totalidad de nuestro ser, sino que es relegado a lo puramente biológico. La fe cristiana, por el contrario, ha considerado siempre al hombre como uno en cuerpo y alma, en el cual espíritu ymateria se compenetran recíprocamente, adquiriendo ambos, precisamente así, una nueva nobleza.
Ahora el amor es ocuparse del otro y preocuparse por el otro. Ya no se busca a sí mismo, sumirse en la embriaguez de la felicidad, sino que ansía más bien el bien del amado: se convierte en renuncia, está dispuesto al sacrificio, más aún, lo busca.
El amor engloba la existencia entera y en todas sus...
tracking img