Dialectos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2738 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
De patiquines, llaves y mikis
(Un recorrido por la dialectología urbana)

Catherine García

Magda Lemmonier recorta palabras de los diarios, palabras de todos los tamaños, y las guarda en cajas. En caja roja guarda las palabras furiosas. En caja verde, las palabras amantes. En caja azul, las neutrales. En caja amarilla, las tristes. Y en cajatransparente guarda las palabras que tienen magia.
A veces ella abre las cajas y las pone boca abajo sobre la mesa, para que las palabras se mezclen como quieran. Entonces, las palabras le cuentan lo que ocurre y le anuncian lo que ocurrirá.

Eduardo Galeano, Las palabras andantes.

I. El tiempo y los espacios

A Felipe le están soplando el bistec, murmura un joven enlos pasillos de su universidad, al mismo tiempo que dos de sus profesores se alejan espantados con una expresión de extrañeza sentenciando:
–¡Perro, estos chamos van a ser unos piratas si no aprenden a hablar!
–Sí vale, lo que estos carajos hacen con la lengua criminal

Tarea difícil, es cierto, ser capaces de ver en nosotros mismos la enorme cantidad de marcas dialectales que hemosincorporado a lo largo de nuestra vida a nuestra forma particular de hablar, esas que nos definen o nos “delatan” –a todos sin excepción– como individuos con una experiencia de vida propia, pertenecientes a un espacio físico, a una comunidad o a una generación.

En la época de nuestros abuelos los muchachos de pantalones cortos hacían mandados en la pulpería; los patiquines disfrutaban de unsarao y siempre preferían lo que estaba cátedra; se vestían de traje sport o de flux. Nuestros padres gastaban marrones que les pedían a sus pures; salían a echar un pie con sus llaves; echaban un camaroncito de vez en cuando y adoraban las cosas que estaban gruvi potente. Quienes nacimos en los 70’ íbamos a fiestas de arroceros a tripear con los panas; tomábamos birras; no nos gustaba la gentecaleta; a veces echábamos el carro y teníamos amigos burda de sapos.

El español, como todas las lenguas del mundo, está conformado por una enorme cantidad de variantes dialectales que están en un proceso constante de renovación. La lengua es dinámica y al igual que el mundo, al cual refleja e interpreta, no deja de cambiar. El acontecer, el espacio y el tiempo, son elementos que inciden demanera directa en la forma de hablar de las personas, como bien lo dice la profesora Alexandra Álvarez:

En este siglo se han producido en el país acontecimientos políticos y económicos que han modificado la sociedad venezolana. El surgimiento de la industria petrolera, por ejemplo, estimuló la migración del campo a las ciudades (...) la difusión de los medios de comunicación de masas hainfluido en los hábitos de vida. Estas transformaciones sociales se han reflejado, de una u otra forma, en la manera de hablar de los venezolanos. (Álvarez, 1992: 11).

Quizá ningún período de nuestra historia reciente haya tenido tanto impacto en la forma de hablar de los venezolanos como el que estamos viviendo. Además del vertiginoso acontecer de la política y la sociedad venezolana, elpresidente Hugo Chávez, protagonista –quiérase o no– de este momento histórico, ha incorporado a la forma de hablar de los venezolanos una considerable cantidad de neologismos que han sido adoptados tanto por sus seguidores cuanto por sus más furibundos adversarios. Si viajáramos en el tiempo, sólo diez años atrás, y le dijéramos a cualquier venezolano: El escuálido de mi vecino estaba metido enla guarimba o El diablo está pasando trabajo en Irak, no entendería lo que queremos decirle, sin embargo hoy en día ningún venezolano tendría problemas para entender estas expresiones.

Como vemos, el tiempo es uno de los factores externos a la lengua que más incide en las variaciones que en ésta se dan. Hay otros, como el espacio geográfico, el grupo socioeconómico, el sexo, el grupo...
tracking img