Discapacidad intelectual

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2618 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
DISCAPACIDAD INTELECTUAL: ASPECTOS GENERALES
UN RETO SOCIO-SANITARIO
Es difícil encontrar en las disciplinas de la salud un caso parecido al del retraso mental. Se trata de una entidad frecuente, cuyas consecuencias se extienden a lo largo de todo el ciclo vital del sujeto y actualmente sin un tratamiento curativo, salvo en algunos casos excepcionales relacionados con problemas metabólicos. Elretraso mental afecta aproximadamente al 1,5% de la población en los países con una economía consolidada, y su tasa se duplica en las regiones deprivadas del planeta. En más de la mitad de los casos se desconoce la causa del retraso mental, y esta proporción es mayor en países no desarrollados. Los costes sociosanitarios asociados a esta entidad son enormes, y otro tanto ocurre con la carga dedependencia para el propio sujeto y para sus allegados. De hecho, los estudios efectuados en Holanda y en el Reino Unido indican que el retraso mental, no solo lidera la tabla de clasificación de costes directos e indirectos de los trastornos mentales, sino también la del conjunto de todo el sistema sanitario. Por otro lado,

una parte del "exceso" de casos en el tercer mundo sería fácilmentecorregible con medidas generales de tipo nutricional (aporte de yodo, hierro, etc.) y ambiental (disminución del contacto con plomo), así como por la implantación de medidas sanitarias elementales (prevención de enfermedades durante la gestación y el periodo perinatal, mejora de las condiciones del parto). Sin embargo, las políticas de salud de los países desarrollados y los organismos internacionalesrelegan sistemáticamente el retraso mental a un segundo plano, cuando no lo ignoran por completo. Al establecer la lista de las 100 principales causas de discapacidad por enfermedad en el mundo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no incluye el retraso mental. Muchos países carecen de políticas sanitarias sobre retraso mental, que es considerado un problema de los servicios sociales,infravalorando las necesidades asistenciales de este conjunto de población, compartimentando la asistencia entre diferentes administraciones y contraviniendo el más elemental principio de equidad, al negar recursos y servicios equiparables a los que dispone, por ejemplo, un paciente diabético. De hecho, no es infrecuente que los gestores sanitarios consideren que el retraso mental no es un problemasanitario, sino puramente social. La carencia de recursos sanitarios se repite en lo que respecta a la investigación y a la formación sobre este tema. En España, un estudiante de cualquier disciplina de las ciencias de salud no puede adquirir un conocimiento integrado del problema, y concluirá su formación de pregrado sin el contacto mínimo imprescindible con estos trastornos. Tendemos a no ver lo queno conocemos o, al menos, a evitarlo. Así las cosas, no es de extrañar que el retraso mental, la principal causa de costes sanitarios, sea al mismo tiempo la que menos interés despierta entre los profesionales de salud. A esta paradoja contribuyen un amplio número de factores. Se trata de un problema poco atractivo desde el punto de vista curricular, crónico e "incurable"

(luego veremos queesto no siempre es así). En el escaso interés sobre el retraso mental influye una educación sanitaria que sigue aún centrada en la curación más que en la prevención, y de los tres niveles de ésta (prevención de la aparición de la enfermedad, del acortamiento de sus síntomas, y de la discapacidad asociada a sus secuelas), el último apenas recibe más que unos comentarios durante toda la formaciónmédica. No debe pues resultar extraño que la mayoría de los médicos piense que el retraso mental es un problema social donde la medicina tiene poco que hacer, si exceptuamos los estudios genéticos y perinatales. Desde hace medio siglo, esta actitud de abandono ha afectado particularmente a la psiquiatría, que ha delegado una parte significativa del cuidado del retraso mental en manos de lo que...
tracking img