Diseño

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (824 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Escucha hijo

Escucha, hijo, voy a decirte unas cosas a pesar de que estás dormido.
He entrado a tu cuarto y estamos solos tú y yo. Hace unos minutos, mientras leía el periódico en la bibliotecasentí una ola inmensa de remordimiento. Me sentí culpable y he venido hasta tu cama. Esto es lo que pensaba: me enojé contigo. Te regañé mientras te vestías para ir a la escuela porque apenas temojaste la cara con una toalla.
Te regañe porque no limpiaste tus zapatos.
Te grité porque dejaste caer algo al suelo. Durante el desayuno también te regañe. Tambien tiraste algunas cosas. Comiste sincuidado. Pusiste los codos sobre la mesa. Le pusiste demasiada mantequilla al pan.
Cuando te ibas a jugar y yo salía a tomar el tren, te volviste y me saludaste con la mano diciéndome: “Adiós papito”,y yo fruncí el entrecejo y te respondí “Levanta los hombros”.
Al llegar la tarde todo comenzó de nuevo. Al llegar a casa vi que jugabas de rodillas en la calle. Tus medias estaban agujeradas. Tehumillé ante tus amigos y te hice entrar a la casa: “Tus medias son caras, y si tú las comprarás serías más cuidadoso” Es increíble que un padre pueda decir eso.
¿Recuerdas que más tarde entraste en labiblioteca mientras yo leía? Llevabas una mirada de niño perseguido. Cuando deje de posar mi vista sobre el periódico, impaciente por tu osadía de interrumpir mi lectura, te detuviste en la puerta:“Que quieres”, te dije con brusquedad.
No respondiste nada; en cambio, te lanzaste con loca carrera hacía mi y me abrazaste por el cuello, me regalaste uno y mil besos y sentía todo el cariño quequerías mostrarme, un cariño que Dios había hecho florecer en tu corazón y que no podía apagarse a pesar de estar tan descuidado. Luego te fuiste a dormir, pisando ruidosa y descuidadamente los escalones.Pues bien, hijo, después de tu salida el diario cayó de mis manos y un terrible temor se apoderó de mi mente: ¿qué estaba haciendo conmigo la costumbre? La costumbre de encontrar defectos, de...
tracking img