Educacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 61 (15056 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
GABRIEL ZAID

MUERTE Y RESURRECCIÓN DE LA CULTURA CATÓLICA
ACIA 1970, LLEGÓ a México un obispo holandés interesado en la cultura mexicana. Buscó a Gaspar Elizondo, entonces animador de la mejor librería católica (“Biblia, Arte, Liturgia”) y de Informaciones Católicas Internacionales (1963 - 1972), revista que fue El Despertador Americano (1810 - 1811) del catolicismo de vanguardia, visto desdeParís. Gaspar me pidió que nos viéramos, y yo acepté picado por la curiosidad: ¿Un obispo interesado en la cultura? ¿Qué sería eso? - Mire usted, -me dijo, para explicarse: El Concilio está muy bien, la reforma litúrgica también, ya no se digan las preocupaciones sociales. Pero son renovaciones para unas cuantas décadas. Para que haya catolicismo en los próximos siglos, tiene que renacer lacultura católica. ¿Podemos esperar algo de México? No pude darle la menor esperanza. En México, fuera de los vestigios de mejores épocas y de la cultura popular, se acabó la cultura católica. Se quedó al margen, en uno de los siglos mas notables de la cultura mexicana: el siglo xx. ¿Cómo pudo ser? Todavía me lo pregunto, en este ensayo demasiado amplio, hipotético, provisional. 1. Culturas superadasCultura (en un sentido antropológico), cultura (en un sentido etnográfico), cultura popular, cultura tradicional, cultura oficial, cultura de autor (si se me permite la expresión), cultura comercial, son distingos inaplicables a las sociedades prehistóricas y a muchas otras. Son distingos que surgen de la cultura moderna frente a las demás y frente a su propia evolución, asumida como progreso: comodestino culminante de toda la especie humana. La cultura moderna es un momento del cristianismo: ni el primero, ni el último. Un momento en el cual renace la pasión por lo nuevo, la conciencia de ruptura, la esperanza escatológica, de los primeros cristianos. Tiene sus raíces en torno al milenio, en la revolución comercial de la Edad Media (siglos x al XIV), en el gran cisma entre las iglesias deoriente y occidente (1054) y, por supuesto, en el milenarismo, sobre todo el trasmutado en joaquinismo: las doctrinas proféticas de Joaquín de Fiore (1130- 1201). El Renacimiento, la Reforma, la Revolución, acentúan la conciencia moderna como

H

autoconciencia universal: el hombre nuevo, emancipado, cada vez más autónomo, que observa, juzga, domina y redime al resto de la humanidad, quedadaatrás. El judaísmo queda atrás, superado por el cristianismo. El cristianismo oriental queda atrás, superado por el occidental. El cristianismo medieval queda atrás, superado por el humanismo renacentista. El catolicismo queda atrás, superado por el protestantismo. La religión queda atrás, superada por el saber del hombre moderno: ilustrado, revolucionario, marxista, nietzcheano, freudiano. Elhombre queda atrás, superado por el superhombre. Más allá del bien y del mal, en la aurora del superhombre liberado y liberador de la especie humana, la cultura moderna daba por superado el cristianismo de su origen, y se disponía a enterrarlo. Pero, en el ocaso del segundo milenio (más que de los dioses), ya no está tan claro quién va a enterrar a quién: si la cultura moderna al cristianismo o elcristianismo a la cultura moderna. De la modernidad poscristiana puede surgir un cristianismo posmoderno. 2. Nuevas épocas: desde adentro y desde afuera ¿Quién debe comprender a quién? La vieja aspiración franciscana (no buscar el consuelo de ser comprendido, sino tratar de comprender) implica abnegación y hasta mansedumbre, pero también autonomía, superioridad. La suscribiría el superhombre deNietzche. También San Pablo: “el hombre espiritual lo juzga todo, y a él nadie puede juzgarlo” (1 Cor. 2.15). Desde un punto de vista psicológico o sociológico, no es fácil sostener tanta arrogancia, fracaso tras fracaso, durante mucho tiempo. Sin embargo, después de que Jesús hizo el ridículo final, el movimiento cristiano tuvo una capacidad asombrosa de sentirse superior, de asumirse como la...
tracking img