El principe

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3367 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 17 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“El Príncipe” es una de las pequeñas creaciones del intelecto humano (como muchas que han existido), que han trascendido primordialmente por algo diferente a las demás…Por haber dicho la Verdad. Un Estado no es aquel que vive en nuestras mentes y en escritos absurdos, en donde el ciudadano asume la responsabilidad moral de servir a éste, y sus líderes siguen los principios elementales religiososo éticos para guiar a los pueblos. El verdadero Estado, descrito por Maquiavelo, es una jungla amenazante, donde el que tiene el oro es el que pone las reglas del juego, y el que pone las reglas debe de ingeniárselas para no perder el oro, que seguramente muchos querrán probar.
“El Príncipe” como tal, es una guía de supervivencia dentro del Poder Público. Sus capítulos van desde la selección depersonal para contar con asesorías, hasta de cómo obtener Estados y conservarlos. Dentro de este pequeño ensayo, trataré algunos puntos de esta obra que me parecen muy interesantes y los compararé con algunos puntos (también muy interesantes) de la Política interior de nuestra Facultad de Derecho y la estrecha relación con el Gobierno de nuestro Entidad.
Primero quiero introducir a nuestro autory a su obra, como debe de ser, como un regalo de todos aquellos líderes políticos y militares más famosos del mundo. Napoleón, quien odiaba algunas representaciones de esta literatura, tuvo que aceptar las condiciones que planteaba, ya que el realismo de sus ideas era bastante exacto. George Washington, y posteriormente Abraham Lincoln, consideraron sus métodos y consejos para llevar a caboreformas aplicables al Estado, desafiando a grandes enemigos que sólo Maquiavelo les adiestró para superarlos. Y Adolfo Hitler y Benito Mussolini, ejemplos claves del Fascismo, admiraron sus patrones para conservar y utilizar al Estado en sus propósitos. Todos ellos, grandes personajes de todos los tiempos e hijos del mismo padre intelectual, han sabido del valor de seguir las instrucciones directasdel “sensei” florentino, y por cuenta propia, tomaron las riendas de sus propios destinos que hoy la historia tiene plasmada.
Con el repertorio anterior, hemos de notar la escandalosa importancia, y hemos de inicia nuestro transcurso político acompañados de Maquiavelo y su arte.
El Príncipe para Maquiavelo, es una figura pública y venerable, alguien quien debe de estar preparado para lo que sea, ydispuesto a dejar sus principios por sus obligaciones, dentro de las cuales en 1er lugar está el Estado. El Estado en sí, espera a un líder que le provoque la sensación de seguridad y honor. Un líder que tenga la suficiente capacidad de ir a la guerra, en caso de que su soberanía sea violada, y que sepa negociar la paz en pro de su territorio. En sí, el Príncipe debe de ser la combinación exactade un zorro y un león; zorro para tener el intelecto de olfatear las trampas del enemigo, y león para que con su actitud, pueda provocar temor entre los lobos, ya que hay que recordar que, es preferible ser temido que amado; el amor es un vínculo que se destruye con la hipocresía, pero el temor persiste siempre como sombra en el desierto. Para llegar a ser esto, nuestro autor especifica que es untrabajo atroz; se tiene que aprender el fino “arte de la guerra” desde un principio, estar familiarizado con las cuestiones del mandato y la milicia, con los oficios que involucra ésta, haber sentido en carne propia la fatiga constante del guerrero, el frío abrumador del cazador y las noches sin dormir del vigía. Estas experiencias le llevaran a forjarse como la espada, y con ello logrará serimplacable y experimentado.
En comparación de lo que nuestro autor abunda, La Facultad de Derecho de la UNACH, necesita un Príncipe con las capacidades necesarias para sacar a su Ciudad-Estado adelante. Nuestro líder actualmente, Ulises Coello Nuño, es una persona que carece de experiencia en el mando, que no tiene definido lo que es “ir a la guerra”, que no conoce de enemigos ni de política, que...
tracking img