El principe

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 43 (10645 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 25 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL PRINCIPE
Nicolás Maquiavelo

Resumen.

Introducción.

Libro nacido en el seno de una tempestad social, al contacto de dos sociedades enemigas, la feudal y la cesárea. Es en realidad un resumen de los Discursos sobre la primera década de Tito Livio. Se piensa que al componerlo Maquiavelo se proponía escribir para los soberanos un manual de la tiranía; otros, creen que es una sangrienta sátiracontra los tiranos, apenas velada por la aparente adhesión del autor a su abominable política. Pero amabas apreciaciones parecen excesivas.

Maquiavelo siempre estaba dispuesto a apoyar a todo príncipe nuevo y permitirle emplear todos los medios que la moral reprueba, siempre que se dedicase en cuerpo y alma a la obra capital, ensueño de su vida y a la cual brillantemente exhorta en su últimocapítulo: formar la unidad italiana y expulsar al extranjero.

La tristeza de Maquiavelo no es la de la conciencia que protesta. La conciencia depende lo moral, y maquiavelo es positivista. Vivió en tiempos corrompidos y perturbados por toda clase de ambiciones y tiranías, y no tiene él la culpa de haber nacido en aquel estado extremo de la Civilización que no se había presentado desde la época de lasgrandes invasiones. En parte, no es a Maquiavelo a quien se censura al censurar el Príncipe, sino que se acusa al Renacimiento, a la sociedad por éste formada, cuyo representante es Maquiavelo tanto por su talento como por las opiniones que se le reprochan.

Para modelo del Príncipe Maquiavelo eligió a César Borgia, cediendo a un instinto que si bien no es explícito en sus obras, tampoco lorepudia en ninguna parte: el amor del bien público, el interés de la mayoría. En el país menudeaban los robos, abundaban los bandidos y estaba tan entregado a toda clase de desórdenes y excesos, que pronto se convenció el pueblo de que para restablecer la tranquilidad y el orden y someterlo a la autoridad del Príncipe hacía falta un gobierno muy enérgico.

César Borgia arrancó del suelo tan malahierba, no tiene escrúpulos, usa medios rudos, uno de ellos es exterminar la raza de los señores a quienes ha despojado. Maquiavelo ha visto en él la energía de acción, el arte de gobernar, las cualidades eminentes del hombre de Estado, el patriota que si hubiera vivido y hubiese sido secundado por la suerte, podía crear una dominación duradera, librar a Italia del yugo extranjero y darle la unidad, laindependencia futura. Se sospecha que durante su legación en Romaña fue el consejero y confidente de César Borgia y que contribuyó al atentado de Sinigaglia. Hay quien opina que interesaba mucho a Maquiavelo justificar la conducta de aquel de quién fue cómplice; aunque no le perdonó que luego sucumbiera. No deja Maquiavelo de reconocer el mérito, talento y prudencia del Duque; pero sólo apreciaestas cualidades cuando las consagra la fortuna. Sin triunfo final, no hay Príncipe: esa es la conclusión del libro de Maquiavelo y, en esta ocasión fracasó el héroe de la obra. Detrás de César Borgia vislumbra el fin del feudalismo, y escribe al señorío de Florencia: “Nos hallamos al final de una era, en su vigésima tercia hora: estamos presenciando una gran labor”, Después cae el Duque, y alpunto le abandona Maquiavelo, porque ha faltado al principio fundamental: ha fracasado.

El Príncipe no es ya, como fue antes, instrumento de guerra entre los soberanos y sus súbditos: ahora es solamente un monumento histórico, el cuadro de las costumbres políticas del Renacimiento italiano, dibujado por uno de los grandes escritores de la lengua.

Al magnífico Lorenzo, hijo de Pedro de Médicis.

Nadahe hallado que fuera para mi tan querido o que estimase más que el conocimiento de las acciones de los grandes hombres, conocimiento que he adquirido por larga experiencia de los asuntos modernos y por el continuo estudio de los antiguos, no podría ofreceros nada mejor que poneros en condiciones de comprender en poco tiempo lo que tantos años he tardado en aprender y tantos peligros y fatigas...
tracking img