El yo y el ello

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1040 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Rebeca Reyes Islas
TRES ENSAYOS DE TEORÍA SEXUAL
CAPÍTULO III. LAS METAMORFOSIS DE LA PUBERTAD.
Para introducirnos en la etapa de la pubertad menciona que se introducen cambios de la vida sexual infantil. La pulsión sexual en el infante era predominantemente autoerótica.
Todas las pulsiones parciales cooperan, al par que las zonas erógenas se subordinan al primado de la zona genital.
Lanormalidad de la vida sexual es garantizada de acuerdo a las dos corrientes dirigidas al objeto y a la meta sexual: la tierna y la sensual. La primera reúne en sí lo que resta del temprano florecimiento infantil de la sexualidad. La nueva meta sexual consiste para el varón en la descarga de los productos genésicos.
Todas las perturbaciones patológicas de la vida sexual han de considerarse comoinhibiciones del desarrollo.
El aparato dentro de la pubertad, debe ser puesto en marcha mediante estímulos, la observación nos enseña que los estímulos pueden alcanzarlo por 3 caminos: desde el mundo exterior, por excitación de las zonas erógenas; desde el interior del organismo y desde la vida anímica constituye un repositorio de impresiones externas y un receptor de excitaciones internas. Porlos tres caminos se provoca un estado que se define como de <<excitación sexual>>.
Si la tensión del estado de excitación sexual se computa entre los sentimientos de displacer, se tropieza siempre con el hecho de que es experimentada como placentera. La tensión producida por los procesos sexuales va acompañada de placer.
El ojo es lo más alejado del objeto sexual, puede ser estimuladoen la situación de cortejo del objeto, por aquella particular cualidad de la excitación cuyo suscitador en el objeto sexual llamamos <<belleza>>. De ahí a que se llame <<encantos>> a las excelencias del objeto sexual.
Ubicar la diferenciación entre el placer provocado por la excitación de zonas erógenas y el producido por el vaciamiento de las sustancias sexuales. Elplacer previo es la pulsión sexual infantil; el placer final depende de condiciones que sólo se instalan con la pubertad. Del mecanismo que es incluido el placer previo deriva, un peligro para el logro de la meta sexual normal: se presenta en cualquier punto de los procesos sexuales preparatorios. El placer y tensión sexual están relacionados de manera indirecta.

Cuando la reserva de semen estávacía fracasa la estimulabilidad de las zonas erógenas, ya no es capaz de provocar placer alguno. La acumulación de los materiales sexuales crea y sostiene a la tensión sexual.
<<Lust>> tiene doble significado, y designa tanto la sensación de la tensión sexual (<<ich habe Lust>> = <<Me gustaría>>, << Siento ganas de>>) como la de la satisfacción.Dice Freud que es muy posible que ulteriores indagaciones revelen que las glándulas de la pubertad tienen normalmente una disposición andrógina.
Genera el concepto de libido como una fuerza susceptible de variaciones cuantitativas, que podría medir procesos y trasposiciones en el ámbito de la excitación sexual. La representación de un quantum de la libido a cuya subrogación psíquica llamamos libidoyoica.
La libido narcisista o libido yoica aparece como el gran reservorio desde el cual son emitidas las investiduras de objeto y al cual vuelven a replegarse; y la investidura libidinal narcisista del yo, como el estado originario realizado en la primera infancia, que es sólo ocultado por los nervios posteriores de la libido, pero se conserva en el fondo tras ellos.
El desarrollo de lasinhibiciones de la sexualidad (vergüenza, asco, compasión) se cumple en la niña pequeña antes y con menores resistencias que en el varón.
Los conceptos de <<masculino>> y <<femenino>> deben descomponerse al menos en tres direcciones. En el sentido de actividad y pasividad, o en el sentido biológico, o en el sociológico. El primero siempre se aplica en el psicoanálisis.
En...
tracking img