Epístola de un ateo a un creyente sensible

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (652 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Epístola de un ateo a un creyente sensible.

Apreciable creyente...Estoy convencido de que quien merece respeto son las personas, no las ideas...Yo veo a la religión como un trenzado de ideas,sentimientos y costumbres, las ideas (o doctrinas) son de la religión, los sentimientos son de las personas y las costumbres son de la comunidad religiosa. Estos elementos son los mismos que en otrosgrupos humanos con actividades afines como, por ejemplo: En el deporte, en la política, en los negocios y en la ciencia...Haciendo el comparativo de algunas de estas actividades, éste quedaría así: ...Endeportes. Ideas: El equipo x tiene buena técnica para meter gol, el entrenador está haciendo un mal trabajo. Sentimientos: Quiero mucho al equipo de mi ciudad porque los he visto crecer, el chicharitoes muy simpático. Costumbres: acudir al estadio, festejar los triunfos...En Política. Ideas: El PRI nos sacará de esta crisis, controlar la inmigración militarmente atenta contra los derechoshumanos. Sentimientos: Quiero que gane el PRI porque tengo esperanza de tiempos mejores, me indigna que se gaste tanto dinero en controlar la inmigración. Costumbres: Asistir a los mítines políticos,participar en manifestaciones a favor de los indocumentados... Etc. En todos estos casos: Deportes, política, negocios y ciencia, nuestra sociedad, gracias a la libertad de expresión (o sea, el rechazo a lacensura) permite la libre crítica de las ideas y aún de las personas, si se tienen pruebas; las costumbres también suelen ser criticadas. Esto es una característica de una sociedad sana. ¿Por quédebería ser diferente con la religión? ¿Por los sentimientos de las personas religiosas? ¿y qué hay de los sentimientos de los que no somos religiosos?...Aquí expongo algunas razones que me ofenden desdehace algunos miles de años: Dios, supuestamente, ahogó a la humanidad en el diluvio; Dios destruyó ciudades enteras; Dios mató a los hijos primogénitos de los egipcios, Dios mandó a los israelitas...
tracking img