Exposicon arte moderno

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4607 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ignasi de Solá Morales Arquitectura y Existencialismo (1991)
del desarrollo a lo largo del tiempo de la arquitectura del Movimiento Moderno se ha hecho siempre con bastante debilidad conceptual. Primero fueron los protagonistas de la fase fundacional quienes pensaron que este desarrollo era prácticamente un proceso natural. Más tarde se pensó que lo único que sucedía, dentro se una supuestaortodoxia, eran movimientos de crecimiento y extensión de los mismos principios, en un proceso orgánico que extendía las mismas doctrinas hacia nuevas áreas y nuevos problemas. Por último, porque con la explicación de una visión biográfica y generacional se pasó de las ideas a las personas produciéndose una versión de dicho desarrollo como el traspaso de un testimonio en una carrera de relevos en lacual la segunda, la tercera o la cuarta generación eran eslabones de una misma cadena. En los últimos años una idea más radical de crisis hizo pensar que aquella continuidad se había roto, de modo que el hilo de aquella “moderna tradición”, como la llamara Siegfried Giedion, se cortaba ante el radicalismo de quienes abominaban de ella o ante quienes, para refundarla, retrocedían de nuevo a losorígenes, fueran estos los heroicos años de la vanguardia o los no menos fundacionales tiempos de la cultura ilustrada. Hoy por hoy creemos necesario explorar esta situación aportando algunas hipótesis que permitan colocarse fuera de la lógica descrita. Para ello es necesario partir de los supuestos. En primer lugar que no hayuna crisis de la arquitectura del Movimiento Moderno sinomuchas. Crisisdistintas que forman parte de las contradicciones que la misma idea de un Movimiento Moderno, coherente, unitario comporta. Pero también crisis distintas porque, en la medida que fuese posible reconocer unos principios y unos métodos comunes éstos fueron puestos en entredicho desde el mismo momento de su formulación. No pretendemos hablar de todas y cada una de las crisis que se pueden detectar en lacultura arquitectónica del Movimiento Moderno en los últimos sesenta años, sino analizar uno de estos distintos puntos de inflexión a causa del cual los cambios en la formas y repertorios figurativos no son producto de una simple mutación del gesto sino el resultado de cambios epistemológicos que afectan a la cultura del momento y por extensión también a la arquitectura. La hipótesis que se propone esla de considerar la incidencia del Existencialismo no como estricta corriente filosófica sino como un clima cultural en el cual se reordenan los puntos de vista éticos y estéticos que incidirán en cambios profundos en la arquitectura posterior a la Segunda Guerra Mundial. Lo que se pretende examinar es cómo una reorganización de objetivos culturales ligados a una distinta concepción del individuo yla sociedad socavan la estructura teórica de la arquitectura del Movimiento Moderno desplazándola hacia valores distintos y cómo este desplazamiento en los valores tiene consecuencias decisivas en la concepción que, fundamentalmente en la década de los años cincuenta, dominaron la arquitectura europea y americana. Habitar La Carta de Atenas de 1933 había dividido la actividad arquitectónica encuatro grandes áreas, Habitación, Ocio, Trabajo y Transporte eran competencias diferenciadas de la arquitectura que se traducían en investigaciones tipológicas diversas y zonificaciones urbanas separadas entre sí. A raíz de las construcciones producidas por la Segunda Guerra Mundial el tema de la habitación se hace prioritario por razones evidentes. En el manifiesto de 1947 publicado en Baukunst undWerkform un grupo representativo de arquitectos alemanes entro los que se contaban Max Taut, Willi Baumiester, Lillu Reich, Otto Bartning o Heinrich Tessenow hacen un llamamiento a ocuparse de las necesidades fundamentales. El punto primero del texto afirma: “Las grandes ciudades deben reconstruirse con nuevas unidades residenciales capaces de vida autónoma. Sólo centros de antiguas ciudades...
tracking img