Guerra de los alimentos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2329 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
«UN TSUNAMI SILENCIOSO»

La crisis del arroz
Por CARLOS MARTÍNEZ
A finales del mes de abril se vivió una situación insólita en una de las divisiones de venta al por mayor del gigante comercial estadounidense Wal-Mart. «Debido a la disponibilidad limitada de arroz estamos restringiendo la compra según su historial previo», rezaba un cartel junto a una de las variedades de arroz en venta,basmati, importado de la India, el principal productor del mundo. La venta se limita a cuatro bolsas por cliente. Nueve kilos cuestan 10 euros.

La advertencia de Wal-Mart es sólo un medida preventiva para evitar, señala la compañía, que las reservas se agoten. Ni en EEUU ni en Europa hay un problema de escasez de este alimento esencial para una gran parte de la población mundial. Sin embargo, en37 países, especialmente africanos y asiáticos, el incremento de su precio y de otros cerales está provocando una grave situación de escasez, señala la FAO.

En los primeros meses de 2008 el precio del arroz ha aumentado un 68% y se ha convertido en el símbolo de la mayor crisis alimentaria que sufre la humanidad desde hace décadas. El aumento del 77% que sufrió en 2007 el precio de los cerealesfue ya entonces el mayor hasta la fecha. La FAO se refiere a la crisis como «un tsunami silencioso».

En distintos puntos del planeta se han registrado revueltas por el elevado precio de los alimentos. «Estamos hambrientos», coreaban los manifestantes en los recientes disturbios registrados en Haití. Los ciudadanos del país más pobre de América Latina se lanzaron a la calle y provocaron ladimisión del primer ministro. En Tailandia y Pakistán, el Ejército protege los almacenes de alimentos para evitar el saqueo.

La crisis representa un enorme desafío a la globalización. Afecta a varios sectores, comprende distintas causas y clases sociales —no únicamente las más desfavorecidas, también a la emergente clase media de las economías en vías de desarrollo— y, por primera vez desde ladécada de los 70, surge en varios países de forma simultánea.

No es un problema puntual sino estructural, que afecta a los cimientos del sistema. Se señalan varias causas principales: el aumento de la demanda en mercados emergentes como China o la India; la falta de apoyo al desarrollo agrícola y la política errónea mantenida durante décadas hacia el campo, perjudicado en favor del crecimientourbano; los límites a las exportaciones establecidos por algunos de los principales productores; el excesivo coste humano y económico que representa el cultivo de algunas fuentes de biocombustibles, como la caña de azúcar o el maíz, cuyo impacto en el incremento del precio de los alimentos se estima entre el 5% y el 15%, y el aumento del coste del petróleo, en máximos históricos.

El patrón de lacrisis no es el de un hambruna puntual, sino el de un conflicto complejo que cuestiona el modelo de desarrollo y crecimiento globales. En países como China, por ejemplo, la transición nutricional, es decir, la adopción de hábitos alimenticios propios de países desarrollados, ha provocado un aumento del consumo de carne y productos lácteos. Al margen de las consecuencias que pueda tener para lasalud, el cambio implica un incremento de la demanda de cereales para alimentar al ganado. Es otra de las causas del aumento de los precios.

Otro problema es el incremento del coste de los fertilizantes, que agrava las dificultades que afrontan los agricultores y ha provocado, por ejemplo, que agricultores de África oriental abandonen sus cultivos. En otras regiones la cosecha ha sido histórica,otra de las paradojas de la crisis. El sistema agrícola no está preparado para afrontar la crisis tras décadas de olvido y falta de inversión, como denuncia el Banco Mundial. Entre 1980 y 2004 la inversión pública en el sector se redujo a la mitad.

El aumento de los precios también pone al descubierto las tensiones latentes entre las economías emergentes. Brasil, por ejemplo, impulsa el...
tracking img