Historia de la medicina

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3605 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Historia de la Medicina Publicado el 21.04.2005.
La epidemia de fiebre amarilla
* Un terrible azote que sacudió a Buenos Aires en el verano de 1871
Condiciones sanitarias de La Gran Aldea.
En La Gran Aldea, como se conocía entonces a Buenos Aires, el 4 de abril de 1869, recién fue posible brindar al público el servicio de agua corriente.Era una entrega limitada y la calidad del producto dudosa. Sólo unas 1.200 viviendas se beneficiaban con el agua que tomaba del río la empresa que administraba el ferrocarril del oeste. El servicio comenzaba a las 7 de la mañana y se extendía hasta las 2 de la tarde. Esto se debió a que aún no funcionaba la torre tanque de 43 metros de alto de la Plaza Lorea. Pero la inauguración oficial tuvolugar poco después, el 25 de mayo de 1869. Fue el primer depósito elevado de agua, estuvo emplazado en la parte oriental de la Plaza Congreso y funcionó entre los años 1869 a 1887. El resto de la población no "disfrutaba" del agua corriente, obtenía el agua de los pozos, aljibes o comprándola, sucia, a los aguateros.Las condiciones higiénicas y sanitarias de Buenos Aires eran muy deficientes: nohabía cloacas, electricidad, limpieza y, prácticamente, agua corriente ya que eran pocos lo que podían usarla.
Los residuos se arrojaban en la calle o se amontonaban en múltiples basurales como el que estaba ubicado al oeste del Cementerio del Sur.
En algunas casas había "pozos negros", a modo de modernos baños. Múltiples zanjones, nauseabundos, ayudaban a desembarazarse de las excretas y de labasura, pero cuando el río crecía subía el agua, devolvía todos esos elementos y se inundaba parte de la ciudad.Los retretes eran pozos y su profundidad alcanzaba en la mayoría de los casos las capas de agua subterránea que luego, a su vez, era consumida por la población.
Las calles eran de tierra, casi siempre fangosas, ya sea por las lluvias, ya sea por las aguas servidas que arrojaban loshabitantes displicentemente y que recorriendo las principales arterias, siguiendo la pendiente, quedaban estancadas en algún punto y facilitaban la procreación de insectos, especialmente los mosquitos.
Lo que más llamaba la atención de los extranjeros que se atrevían a visitarnos, era el mal olor que invadía el aire y que la población no parecía percibir.
Este hedor provenía de tres fuentes:
De laindustria de los saladeros, situados casi en el centro de la ciudad y cuyos desperdicios, carne putrefacta, eran arrojados al riachuelo de Barracas, corrompiendo el agua que luego era recogida por los aguateros y vendida a la población, en especial cuando las lluvias escaseaban. Era frecuente, que el agua que se compraba contuviera hojas y restos de basura.
Un segundo factor era la basura quepermanecía muchas horas sin ser recogida, y que era usada para rellenar zanjas, tapar pantanos, nivelar veredas, porque era más barato.
Y el tercero, el más macabro, era el sistema de inhumaciones. En el interior del cementerio, el sepulturero recibía una boleta del conductor del carro fúnebre. Luego de leerla, tomaba el cuerpo y lo llevaba hasta el lugar en que lo iba a enterrar; cavaba allí una fosa tanpoco profunda que, finalizada su labor, aún se observaba la vestimenta del cadáver. Los muertos se pudrían prácticamente a la vista del transeúnte y sus miasmas pronto se mezclaban con la hediondez que despedían los saladeros.Una memoria de la Comisión de Salubridad alertó al gobierno de la necesidad de brindar agua limpia, sino también sacar los focos permanentes de infección que rodeaban lasviviendas.
La epidemia de fiebre amarilla
En 1867 los porteños ya habían soportado una epidemia de cólera que tuvo como consecuencia 1.500 muertes.
La fiebre amarilla o "vómito negro", como se le denominaba entonces, se insinuó a fines de 1870, con 200 víctimas. A comienzos de 1871 comenzó en el barrio de San Telmo y se extendió a toda la ciudad dejando, en uno solo de los días, la cantidad...
tracking img