La cabaña del tio tom

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1777 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
En el presente ensayo se reflejará como la religión (cristianismo) nos hace y transforma en seres que podemos las peores adversidades que la vida nos presenta. En el caso de los esclavos fue su razón para seguir viviendo.
Es importante destacar la incidencia personal de la autora en esta obra la señora Harriet Beecher Stowe nació el 14 de junio de 1811 en Lichtchfield en el Connecticut. Apesar de una formación puritana-su padre era pastor de una congregación, jugando la fé protestante un papel importantísimo en su vida.
Después de una sólida base intelectual entamada por sus estudios, se casa en 1835 con Calvin Stowe, pastor y profesor de literatura bíblica. En 1849, ve morir de cólera su sexto hijo, lo que la sume en un profundo dolor.
Pero es la ley de 1850, que obligaba adenunciar los esclavos, incluso en los de Estados Libres ya, obligaba todas las personas a venir a denunciarlos a las autoridades, quien inspirará a Harriet Beecher Stowe a escribir un libro entregado por capítulos que empieza a aparecer en 1851, en el "The National Era": La cabaña del tio Tom o la vida de los húmildes (Uncle Tom's Cabin).
En la cabaña del Tío Tom, Hambre, angustia, soledad, frio,enfermedad, dolor, miedo…. tantas cosas que aporreaban la triste vida de los esclavos, esclavos –eso sí- desde el nacimiento, sin un solo amigo además de los otros desdichados que los acompañan en sus interminables jornadas de sol a sol, en donde lo da todo a un amo cruel, que no pensaría dos veces en azotarlo en la menor muestra de “rebeldía”, teniendo en la mente la realidad de ser un serdesechable, cualquier otro negro podría hacer lo que él hace y que un infierno mayor le espera si se rinde y deja de trabajar.
Con una existencia así, ¿Por qué vivir? ¿Para quién? ¿Para qué? ¿Cómo?, esas son las preguntas que se haría un esclavo negro en norte América en el siglo XVIII, pero con la lectura de “la cabaña del tío Tom” se puede, con sorpresa, encontrar la respuesta a estas preguntas, ¿Endónde podría encontrar paz el esclavo, algo que lo calme, y lo ayude a superar una situación en donde todo parece estar en su contra? La respuesta es compleja y esperanzadora: Dios.
Tan solo con leer la cabaña del Tío Tom, la presencia de la fe es evidente en los esclavos de los shelby, en especial en Tom, quien fervientemente canta y ora a Dios, a medida que su vida se va poniendo más dura yva poniendo en prueba su fe nunca la deja de lado la oración, siendo esta su único consuelo trente a un futuro en el que cualquier persona se moriría de angustia. Sobre todo al saberse vendido por su dueño de toda la vida por una deuda que contrajo con un mercader de negros, pero él nunca abandono la fe en su amo ante la promesa de este de volverlo a comprar lo mas antes posible, ni tampoco en lafe en un señor que con infinita piedad y amor para todos, nos observa y vela por nuestro bien, cuyas obras están escritas en la biblia.
Al borde de llegar a una triste y angustiante plantación de esclavos se aferro a su biblia y canto himnos como nunca lo hubiera hecho en su casa, desde este punto la cristiandad toma una parte importante al ver como la vida de Tom está repleta de ella, todo elque estuviere tan dedicado a dios como lo estuvo en esos momentos de incertidumbre, hubiera triunfado en la vida al no dudar de la misericordiosa mano de dios, conoció la triste historia de una mujer que desconocía el hecho que había sido vendida a el nuevo dueño de Tom, un frio y egoísta mercader de esclavos, llamado Haley, que hacia alarde de su “humanidad”, que vendió su bebe sin que ella sediera cuenta. En vano Tom intenta darle aliento al hablarle del señor en el que él confiaba su vida, que tuviera fe en los momentos más oscuros, pero esta nueva esclava termina cediendo ante la muerte, y se suicida, esto le provoca un dolor inmenso a Tom pero a pesar de ello sigue aferrándose a su biblia como la única fuente de verdad y fe que lo aleja de tanto dolor que lo asecha.
Hay momentos...
tracking img